Una carta…

Tal vez te sorprenda que yo te escriba esta carta, y tal vez pienses que la debería escribir alguien más. Tal vez esperas una disculpa de parte de ella, pero eso no va a pasar… y pues… esto es lo que hay… ¿Qué le vamos a hacer?

Ahora, tu y yo ya hemos hablado seriamente sobre esto, y yo sé que no te gusta mi forma de hablar por ser demasiado directa y cruel… pero esto es lo que hay ¿Qué le vamos a hacer? Además ella es igual a mí y si no te lo digo yo, te lo dirá ella…

No sé si has estado realmente triste o simplemente chantajeando, pero te he visto muy afectado desde hace unos días a raíz de que ella me pidió que le comprara unas cosas que obviamente eran para una cita romántica. (*sighs* hahahahaha.)

Mi señor… no sea celoso, que no pasa nada. Eso no era en serio, y para nosotros era obvio, pero no creímos que tú o alguien más lo tomaría en serio, y mucho menos que tú te lo tomarías tan a pecho.

Si fuera real… ¿En serio crees que ella lo diría así? Parece que no la conoces. Recuerda que nosotras bromeamos todo el tiempo sobre esas cosas, sobre drogas, borracheras, sobre lesbianismo… tú lo has visto. Creí que ya estabas acostumbrado.

También creí que ya estabas acostumbrado a que ella no puede poner un pie fuera de la casa sin que un montón de hombres traten de seducirla. ¿Por qué te quejas de eso? Yo soy a quien le toca la peor parte… No podemos ir al supermercado por las simples compras sin que haya siempre hombres siguiéndonos, mirándola con ternura y tratando de platicar con ella…. O un simple cliente, una simple visita, el hermano de la amiga, el vecino… Siempre es lo mismo y yo soy quien tiene que andar por ahí cuidando que el stalker no le tome fotos a escondidas o tengo que ingeniármelas para rescatarla cuando un hombre se le pega como chicle y no la deja cortar la conversación. A mí me toca la peor parte y no ando por ahí quejándome cada 5 minutos.

Tú deberías sentirte alagado y orgulloso, porque muchos hombres desearían tenerla… pero en realidad ¿Cuántos pueden realmente presumir que han conquistado el corazón de ella?

Pocas personas la conocen tanto como tú y tú sabes que no importa las proposiciones que ella tenga, es muy difícil que ella acepte alguna. Sea por lealtad a su pareja o simplemente porque no se le da la gana tener una relación. Entonces deja de pensar que “Ella tiene una relación a escondidas” aunque tú no tengas evidencia de ello. ¿Dónde quedó la confianza? ¿Por qué tanta inseguridad?

Tú sabes que ella no se enrola con el primer sujeto que se lo propone. De hecho, a pesar de ser una mujer tan pretendida, ha pasado la mayor parte del tiempo sola, por deseo propio. No dejes que los celos te dominen y te hagan sentir triste o enojado. Tú la conoces y eso es lo que te gusta de ella. ¿Entonces por qué estas triste?

Deja de buscarle 3 pies al gato. Tú sabes que ella prefiere estar sola. No me lo tomes a mal, pero ustedes los hombres complican mucho la vida de las mujeres. Ella no es de las mujeres que piensan que “peor es nada”, que le temen a la soledad o de las mujeres que dependen de un hombre para ser feliz o simplemente para subsistir. Tú mismo dijiste que te sentías orgulloso porque ella no despega los pies del piso y ni pierde de vista las prioridades. Dijiste que admirabas su fuerza y el hecho de que es muy independiente.

Ahora te quejas porque “ella es demasiado independiente y no te deja entrar en su vida, que su vida debería girar alrededor de ti”. Pero recuerda que antes te quejabas “porque las mujeres solo se interesan en el dinero y tener un esposo para presumir, que en realidad no lo aman a él, sino al estatus que les da tenerlo de esposo, pero fuera de eso, ellas no tienen metas propias que presumir y por eso se aferran a él con tal ferocidad”. ¿Entonces que debe entender ella? ¿Qué es lo que realmente quieres? Estas enviando mensajes cruzados y así no se puede.

Primero dices que lo que más odias es una mujer asfixiante, pero si ella se aleja entonces te quejas porque no te pone atención… Aishhh … hombres…

¿Ves por qué luego te mandan a freír espárragos?

También dijiste que admiras la fuerza de voluntad que ella tiene y lo más importante: Dijiste que estabas seguro de su amor incluso si ella estaba enojada contigo.

Ahora, sobre eso yo no voy a hablar, porque ya es cosa de ustedes… y porque si digo algo que no debo me van a echar de la casa.

Te has estado quejando porque ella está cada vez más distante y porque ya no te dice cosas lindas como antes… Sin contar todas esas escenitas de celos, una tras otra.

Supongo que ella está distante y no te dice cosas bonitas porque ustedes no son novios… Pero te voy a decir algo muy enserio y no es porque seamos mujeres, o porque yo esté en su equipo:

Si se armó todo este desmán y la situación terminó como terminó… ¿de quien es la culpa?

Ahora, si ella salió corriendo de esa situación es porque tu hiciste exactamente lo mismo de lo que tanto te quejabas. Al final no supimos si tu interés era amor verdadero o simplemente querías presumir tener el trofeo, tener a la mujer que todos querían y nadie podía tener y proclamarte el macho alfa sobre los demás.

En esa batalla prometiste muchas cosas que todos sabíamos que no cumplirías y eso te quitó mucha credibilidad.

Estabas tan ocupado en tus celos que no te diste cuenta que a ella ya no le gustaba esta situación y no viste como ella se alejó. Aun ahora sigues con esos celos. ¿Temes que de algún momento a otro ella se “haya olvidado de ti y se enamore de alguien más”? y reclamas como si ella te fuera infiel.. y déjame recordarte que no tienes derecho de reclamar eso. Ni eres su novio, ni tienes la autoridad moral como para hablar de lealtades. Básicamente ese fue el problema, una cosa llevó a la otra.

Y ahora, de un día para otro, tienes la duda de que ella tenga un novio y ya estás todo deprimido y casi lanzándote del puente.

Otra vez la burra al trigo…

Si ella no es tu novia… ¿De quién es la culpa? Mil y una vez ella te ha dicho cuál fue el error y tú sigues haciéndote el sordo y echándole la culpa a los demás. No quieras tapar el sol con un dedo, señalando detalles e ignorando cual es el verdadero problema. Tú sabías cual era el problema, no lo quisiste corregir y ahora ella se ha cansado. Ya le llenaste le buche de piedritas. Y ya sabes que cuando ella dice “Ok Stop, hasta ahí” realmente significa “Te doy 5 segundos de ventaja para correr antes de darte el tiro de gracia”.

Y yo sé que pensarás que no estoy en posición de decirte esto pero, te vas a quedar como el perro de las dos tortas… si no es que ya te quedaste…

¿Dónde quedó el chico romántico e interesante que la enamoró? Ahora estás tan ocupado nadando en tus celos que no ves que eso solo la aleja. Te repito que no estás en posición de hacer escenas de celos. El punto no es que alguien la siga como su propia sombra y vigile que ella no hable con las personas. No puedes aislarla del mundo. ¿Qué harás? ¿Vas a encerrarla en una torre de un castillo rodeado de cocodrilos y dragones?

El punto no es alejar a cada persona que se acerca a ella, el punto es que ella te ame, para que ella no acepte a esos pretendientes. Te ahorras mucho trabajo y estrés.

Yo sé que sentiste celos, pero ella no lo hizo a propósito. Lo que pasó es que ella, al no hacer nada malo y tener la conciencia tranquila, pudo bromear pensando que todos lo verían igual, como una broma. En verdad nunca creímos que lo tomarías en serio.

Y mucho menos que tendrías esa reacción, porque te recuerdo que ella no te debe ningún tipo de fidelidad. Al parecer quieres tomar venganza, pero no intentes responder causándole celos, porque eso solo la alejará. Si ella siente que lo haces por herirla y si ella te ve como un hombre que puede dañar deliberadamente, entonces la habrás perdido para siempre.

Tampoco puedes comprar a las personas a su alrededor para obtener información o para que la manipulen… Si ese plan falla, terminarás frito y en la olla.

Siempre recuerda que el fin no justifica los medios, al menos no para ella.

No pienses que te regaño o que solo quiero remarcar tus errores. Con todo, te tengo cariño y te aprecio y no me gusta ver que te pongas triste o mal. Con decirte que hasta la abuela siempre estuvo de tu lado…

Y sinceramente, yo siento que ella está más tranquila cuando está sola, que cuando tú estás en su vida… pero en fin, si tú quieres intentarlo y ella también… ya es decisión de ustedes.

Varias veces te has quejado de ella diciendo que es mala e insensible, que los hombres pueden darle su corazón y ella no lo aprecia. Pero una cosa es lo que la gente ve desde afuera y otra cosa es la realidad. Por ejemplo, a ella siempre le dicen fue muy tonto dejar ir a un hombre tan bueno, pero las personas no saben que por ejemplo, una vez ese hombre bueno le dijo: “Para que una relación funcione, uno de los dos se debe sacrificar. Uno se sacrificará por el bien del otro. Si tú me amas, te sacrificarás.” Y bueno tú ya sabes lo que pasó después de eso….

Una vez me preguntaste porqué tu no lograbas entender qué hacer para mantenerla feliz, mientras ella y yo nunca discutimos.

Te daré una idea de cómo es nuestra relación en casa.

Tú has visto que cuando tenemos que trabajar en algo juntas, vamos al 50% cada quien. Ambas podemos hacernos cargo de todas las responsabilidades, y una puede cuidar de la otra. Y esto no tiene que ver con la edad, porque desde niña he tenido mis responsabilidades (que fueron aumentando poco a poco conforme fui creciendo). Y el que haya sido así no me molesta, porque así nadie se siente abusado, ni agobiado. Pero si en casa hay un sistema que ha funcionado bien por tanto tiempo, es muy difícil simplemente llegar y querer cambiar todo el sistema, especialmente donde ella termina en desventaja.

Sabes que ella es inquieta y se aburre fácilmente, entonces yo hago esas cosas aburridas. Al mismo tiempo, ella entiende que cuando estoy en modo Asperger, me pongo a hacer cosas y no lo dejo hasta terminar, en un parpadeo ya se me pasaron las horas y se me olvida que tenía que hacer otras cosas y ella ni siquiera me interrumpe o me regaña.

¿Has escuchado esta frase? “Why does cooking take like six hours and eating like three seconds and washing dishes like seven days and seven nights?”. Ella odia lavar los platos, realmente lo odia. A mí no me molesta, así que casi siempre lo hago yo.

A mí me gusta cocinar y lo hago con gusto, pero no me gusta manejar la carne cruda, cuando tiene sangre y hay que lavarla y cortarla y me da cosita…. así que ella simplemente lo hace.

Ella es muy delicada a los malos olores. Entonces yo siempre cuido que no se acumule la basura.

A mí no me gusta comer sola, si estoy sola simplemente no puedo comer porque me deprimo muy rápido… entonces sin importar las ocupaciones que ella tenga, siempre cuida que ambas coincidamos para comer juntas.

Si yo tengo que trabajar, ella se encarga de la casa y cocinar. Si ella tiene que trabajar o está enferma, yo me encargo de la casa y de cocinar.

Entonces, ponte en el lugar de ella y piensa que te dicen “Aquí alguien se tiene que sacrificar y tienes que ser tú, por mi bien, porque eso es apoyarse y es una muestra de amor y si yo soy grande, tú eres grande y blahblahblah”.

También te recuerdo que todo lo que ella aprende, me lo enseña y todo lo que yo aprendo se lo enseño… así ella sabe tanto de psicología como yo y los chantajes emocionales no funcionan con ella.

El que ella sea dulce no significa que sea débil. Ella puede ser muy comprensiva y flexible, pero cuando algo no le gusta, es un rotundo “no”. Una vez me preguntaste “¿Por qué no haces lo mismo que las otras chicas? Como salir de fiesta sin permiso, emborracharte, escaparte de la escuela, robar dinero a tus papás”. Es muy simple. No me atrevería a ver su reacción.

El sistema de ella es muy simple. No andarse con medias tintas. Ella da mucho, pero pide en la misma cantidad. No cualquiera tiene su amor, quien lo obtiene es porque se lo ha ganado y se lo merece. Si ella te ama, te lo entregará todo y nunca te traicionará… pero cuando rompes su confianza y destruyes ese amor… de la misma forma, ella no te dará nada.

Después de eso ya no hay marcha atrás. Y has sido testigo de eso.

Tú puedes estar tranquilo. Tú la conoces, pero los celos hacen que todo se te olvide y te lleva a reaccionar de formas que solo terminarán alejándola.

Ahora, también tienes que pensar si realmente estás en situación de hacer esto. Tal vez estás intentado hacer algo que no puedas llevar a largo plazo.

Sé que son tiempos difíciles, no te voy a consolar por todo, porque muchos problemas te los has causado tu solo. Sí te quiero ayudar, pero no sé cómo, así que yo simplemente te doy la información que tengo y depende de ti si me quieres escuchar y saberla usar.

Si me necesitas sabes que aquí estoy, y te apoyaré en lo posible, (te recuerdo que estoy de su lado), pero sí te ayudaría de buena fe. Solo cúmpleme las promesas… los autos, los viajes a Europa, uno de tus sobrinos (a libre elección) y el hecho de que no nos vas a vigilar cada paso que damos.

Comments are closed.

%d bloggers like this: