DE JUICIOS Y PREJUICIOS…

Hace un tiempo vi un video sobre una mujer que decía que la radiación del Sol nos estaba matando y que nadie lo sabía porque las personas no entienden lo que sienten, porque estamos desconectados de nuestro cuerpo y acostumbrados a ignorar lo que nuestro cuerpo nos quiere decir, que nos han enseñado a callarlo, por eso pocos lo notan, solo personas como ella que son extremadamente sensibles. Entonces para protegerse usaba papel aluminio y ropa hecha con una tela especial que no recuerdo como se llamaba… Dijo que creía ser la única que había descubierto como protegerse, que todos deberíamos hacer lo mismo, especialmente cuando salimos a la calle y el Sol nos da de forma directa, que deberíamos vestir usando el papel aluminio más o menos así:

Yo, me reí… y mucho y dije mil veces “vieja loca”. Así que no guardé ese video y ahora no puedo mostrárselo.

 

Cambiando de tema, ya tiene un tiempo que en las mañanas me siento un poco mal… sin energía, sin ganas de hacer cosas, con ganas de quedarme en cama a comer chocolates. Primero pensé que era porque dormir es uno de los placeres más grandes que nos quedan en este mundo. Pero después había días que realmente tenía buenos planes y no quería levantarme. Pensé estar enferma, que tal vez era una gripe o algo así… pero los días pasaban y yo seguía igual.

Después descubrí que a mi mamá le pasaba lo mismo, pero ella creía que era algo normal en la menopausia (si claro.. como si tuviera algún síntoma de menopausia ¬¬) No lo tomamos en serio porque a veces estábamos, por ejemplo, viendo televisión juntas y yo, de repente y sin razón, sentía mucho calor y ella se reía y me decía “y eso que la de la menopausia soy yo” o yo le decía “ya me dieron bochornos de menopausia”. Nos daba risa pero sabíamos que no era lógico que yo tuviera “bochornos” cuando acabo de entrar en los 20’s…

Claro, no falta el amigo psicólogo que te dice “Lo que pasa es que como tu mamá y tu son muy unidas, la empatía es tan fuerte que logra que tú sientas lo que ella y ella sienta lo que tú, como si fueran un solo ser. Es lo mismo que pasa cuando un esposo tiene vómitos cada mañana durante el embarazo de su esposa, o como los gemelos, que saben exactamente que siente y piensa el otro“.

Después surgió la superstición: “Lo que pasa es que les están haciendo brujería, voodoo, les están echaron las malas vibras…. Puedo ver la envidia en su aura… Sí, es eso. Querían echarle la brujería a tu mamá y el mal se desvió hacia ti… pero sé cómo alejarlo y tener la protección divina: toma esta gallina, sacrifícala y báñate en su sangre…. Y verás todo lo bueno que llegará a tu alma”.

Había días que ya ni siquiera quería comer, nada se me antojaba o incluso me causaba nauseas pensar en comida. En vez de comer 3 o 4 veces al día, comía una vez, tal vez 2. Ahí surgió la opinión de señora malpensada: “Es depresión, es anorexia, es bulimia, estás embarazada, son drogas, es exceso de sexo ¿Estás triste porque terminaste con tu novio? Es que los hombres solo traen problemas ¿Cómo?  ¿No tienes novio? Entonces estás triste porque te sientes sola… búscate un novio”.

Luego el emprendedor: “Sí, es depresión, lo que necesitas es un proyecto que te impulse, que te anime, que te haga levantarte cada mañana con mil ideas en mente y que las lleves a cabo todas ellas, para ir creando, emprendiendo, innovando y verás como algo bueno va a surgir de todo eso, recuerda que el éxito es 1% inspiración, 99% dedicación. Solo necesitas tener iniciativa. Ánimo!!”

Ok, hice mi proyecto, me puse metas, organicé e hice planes para los siguientes 10 años de mi vida. Me fui a dormir con esas “mil ideas” rondando mi mente y cuando desperté…. Que dolor de cabeza!!! que dolor de ojitos, que molesto el ruido, que aburrido el internet, que poco apetitosa se veía la comida. Ese día no hice absolutamente nada. De nuevo dije “Tal vez me voy a resfriar, debo dormir para recuperarme y en cuanto me sienta bien, comenzaré mis planes.” Así pasó un día y otro y otro. Los planes acabaron en un cajón.

Sin darme cuenta como, de  repente, estaba realizando mis proyectos, trabajando más que los demás, hacía y deshacía, podía ir de un lado a otro sin cansarme, tenía ideas, tenía iniciativa e incluso cumplí algunas metas antes de lo previsto. Estaba feliz.

Un día, de nuevo, desperté con dolor de cabeza, sin ganas de nada, me quedé ahí en la cama, sin hacer absolutamente nada, solo sentirme mal… cuando el hambre fue mucha, me levanté arrastrando los pies, abrí el refrigerador y no quería nada de lo que había: “¿Huevos estrellados? Wacala… ¿Atún con mayonesa? Ewww… ¿Una sopa? No pienso trabajar tanto en la cocina… “

Como no confío en los consejos de conocidos, preferí confiar en los consejos de extraños y comencé a buscar en Internet. ¿Por qué no tenía la fuerza para seguir con mis proyectos que con tanto amor había planeado? ¿Porque iniciaba con tanto entusiasmo y de buenas a primeras lo abandonaba? Internet respondió:

Internet: La bipolaridad es un desorden en la que el individuo que la padece presenta unas manifestaciones extremas de dos estados de ánimo principales, las cuales se conocen como el polo depresivo, y el polo maníaco o de euforia…

Pensé “¿Será posible? ¿Por eso nunca termino mis planes y proyectos? ¿Seré bipolar y por eso me siento tan mal?”

Internet: La bipolaridad es una enfermedad hereditaria. Este tipo de enfermedades se heredan de forma cruzada, esto significa: de padre a hija o de abuelo a nieta y de madre a hijo o abuela a nieto…

… Changos…

Estudié y estudié sobre la bipolaridad (de todas formas me gusta mucho la psicología) pero los malestares seguían y no solo conmigo, a mi mamá le pasaba lo mismo. Había días que yo me sentía mal y ella bien y me consentía (hasta me llevaba la comida a la cama) o viceversa, yo me sentía bien y ella mal. Si ambas nos sentíamos bien podíamos hacer mil cosas en un ratito, pero si ambas nos sentíamos mal, nos quedábamos todo el día en cama, a ratos viendo tele, a ratos durmiendo, comíamos cualquier cosa y la casa se quedaba exactamente igual que como había amanecido y dejábamos todo para el día siguiente. Esto cada vez era más común, primero era un día, después 2, después 3.

Una vez, habíamos estado en cama varios días, la casa estaba de cabeza y habíamos dejado trabajos a medias. Había material y herramientas desde la bodega hasta la sala, ropa a medio doblar, trastos sucios en la cocina y solo habíamos comprado unos tacos en la esquina para cenar.

Es ese momento fue muy mala idea ver un maratón del programa “Acumuladores Compulsivos”

Programa de tv: Con el trastorno de estrés post traumático, cambia la respuesta del cuerpo a un evento estresante. Los síntomas pueden surgir después de un evento muy fuerte, un cambio, un accidente, algo que nos haga sentir en verdadero peligro o vulnerabilidad, o estar bajo estrés por un tiempo muy prolongado. El estrés post traumático no solo se presenta en personas que sufrieron un accidente o estuvieron en la guerra, también se presenta en personas que cambiaron de país y sufrieron un choque cultural al salir y otro al regresar a su lugar de origen, regresar “a su ambiente” y sentirse extraños “en su propia casa”. Cada quien reacciona de forma diferente, pero algunas personas reaccionan con evasión y presentan síntomas como: “Insensibilidad” emocional o sentirse como si no le importara nada, sentirse despreocupado o indiferente, no querer recordar aspectos importantes de situaciones estresantes, falta de interés en las actividades normales, mostrar menos expresión de estados de ánimo, sensación de tener un futuro incierto, evitar personas, lugares o pensamientos que le hagan recordar algún hecho estresante, etc. Entonces estas personas tienden a encerrarse en su casa, aislarse de las personas o poder convertir una relación profunda en una relación superficial sin involucrarse emocionalmente, a cortar comunicación con el mundo exterior y acumulando y desordenando crean una muralla que no permite a los demás entrar en su mundo. Es como querer estar dentro de un cascaron de huevo….

Quizás empecé a creerme lo de la depresión, a pensar que era algo psicosomático, pero a veces, cuando me ponía de pie rápidamente, me sentía mareada. A veces no controlaba el sueño y me quedaba dormida a todo momento a pesar de haber dormido bien o notaba que en la mañana era muy difícil levantarse pero conforme avanzaba el día me sentía mejor. A veces sentía frío sin razón, mucho frío o me sangraba la nariz fácilmente. Eso no era depresión.

Nos preocupamos, así que fuimos con el doctor… vaya aventura (Estúpidos doctores y después se quejan porque uno se automedica o no va a chequeos). Primero, desde que entramos, el doctor solo nos miró y dijo: “Si su hija tiene esos síntomas es que está embarazada y no le ha querido decir. Ya niña, confiésale a tu madre y acabemos rápido con esto”

Obvio mi mamá sabía que no era un embarazo, así que le dijo: “No es un embarazo y ambas tenemos los mismos síntomas“. Entonces el doctor hizo una mueca y dijo: “El problema es el sobrepeso, ambas tienen colesterol alto,  presión arterial alta, azúcar alta… seguro hasta diabetes, las enviaré con un nutriólogo, hagan mucho ejercicio de cardio y vuelvan cuando estén en su peso ideal para que les demos medicamentos que deberán usar el resto de sus vidas.” Bajó la mirada y nos envió a pagar la consulta.

Debo aceptar que yo, inocente, me asusté. Se me olvidó que mi madre estudió (en el sentido mas  estricto de la palabra) las ciencias de la salud. Así que fuimos a un laboratorio y mi mamá pidió exámenes clínicos como quien compra dulces en la tiendita. Los analizó, dejamos pasar unas semanas y los volvió a hacer. El resultado fue el mismo (y espero que ese doctor me esté leyendo):

Anemia: No. Triglicéridos altos: No. Colesterol alto: No. Azúcar: Normal. Problemas de coagulación: No. Presión arterial: Baja.

He ahí la respuesta: Presión Arterial Baja! Ya se imaginarán que entré a internet a investigar.

Internet: La presión arterial baja o hipotensión puede causar somnolencia, cansancio, debilidad, frío, visión borrosa, dolor de cabeza o hasta mareos y desmayos, especialmente al pararse súbitamente…

Yo: Ok la hipotensión causa frío, ¿y mis bochornos menopaúsicos?

Internet: A veces se siente calor repentino, esto es porque la presión ha subido. No quiere decir que sea presión alta, sino relativamente alta. Si la presión era baja y de repente sube a un nivel normal, el cuerpo comenzará a calentarse, a veces demás y es ahí donde se sienten esos bochornos… Otro efecto es que al subir la presión repentinamente se hagan derrames en los ojos o sangre la nariz si se tienen una nariz muy delicada.

Yo: Cierto… mi nariz sangra muy fácilmente ¿Y las náuseas?

Internet: Cuando baja la presión atmosférica, el oído se desestabiliza, entonces da mareo. Si esto pasa cuando estamos durmiendo o el mareo es muy leve y no lo notamos, al despertar o después de un rato sentiremos nauseas, la boca se sentirá seca, tal vez tengamos sed, pero no querremos comida.

Yo: Espera… presión atmosférica? La presión atmosférica puede hacer que me sienta mal también?

Internet: Un tercio de la población percibe cambios atmosféricos a través de su cuerpo – Barrunto.

http://www.solociencia.com/medicina/08012604.htm

Internet: En todo el mundo hay personas más sensibles a los cambios atmosféricos, ya varios doctores lo han analizado, comparando en calendarios cuales días había más casos de enfermedad. Por ejemplo, cuando hay presión atmosférica alta, hay un aumento en paros cardiacos, derrames cerebrales y emergencias relacionadas a las personas con presión arterial alta. Veamos el siguiente testimonio: “Buenas. En mi caso, sufro de mareos especialmente con la llegada de frentes y borrascas. Mis síntomas principalmente son: aceleración del ritmo cardíaco, mareo, vista nublada y sensación de presión en la cabeza. Esto mismo me ocurre cada vez que despega o aterriza el avión, cuando ha tomado altura los síntomas desparecen. He observado que los días de anticiclón o altas presiones no aparece ninguno de estos malestares. Desearía saber por qué mi organismo se comporta de ésta manera ¿Qué es lo que falla? y si hubiera algún remedio. Gracias.

Internet: Con los años perdemos capacidades de metabolizar lo que ingerimos o respiramos y de adaptarnos a nuevas situaciones como puede ser un cambio de tiempo. Tristemente algunas personas tienen poca capacidad desde jóvenes. También hay quien antes o después se queda calvo, se le caen los dientes, sufre del estómago, del corazón o lo que toque… Supongo que es una simple sensibilidad que se posee, nada grata y que pocos entienden, pero supongo que es algo natural, algo útil que en tiempos nos avisaría físicamente que debíamos estar preparados para algo, hoy día ilógico prepararse para una tormenta pero hace 15000 años importantísimo.
Tal y como yo entiendo, el cansancio, los dolores,… , y el barrunto en general se debe a que nuestro organismo le cuesta adaptarse a los cambios en la proporción de OXIGENO. Si hay humedad habrá menos proporción de oxígeno, de la misma manera que si la presión es baja habrá menos oxígeno, o si nos hemos zampado una comilona y tenemos el estómago a reventar tampoco respiraremos bien y tendremos menos oxígeno.
Con seguridad, y hablo en general, si practican tai-chi, yoga, o cualquier ejercicio aeróbico, …, y ejercicios de respiración mejorará su situación, pero claro, hay que ser constante.

Yo: Ok, presión arterial baja afectada por los cambios climáticos ¿Cómo se puede tratar?

Internet: Se puede subir un poco la presión comiendo un poco más de sal en la dieta, tomando refrescos como coca cola, dulces, azúcar… Hay medicamentos para subir la presión, pero no podemos controlarla, en cualquier momento podría subirse demasiado y enfermaríamos de presión alta, la cual es incurable y tiene muchos riesgos a la salud. La hipotensión es relativamente inofensiva, solo se deben tener unos cuidados mínimos, como no estar mucho tiempo de pie o sentado. Cuidar no moverse ni levantarse rápidamente y MUY IMPORTANTE: Nunca, nunca, nunca practicar deportes fuertes, cardio, aerobics etc. Si el cuerpo no es capaz de cubrir las necesidades de oxigeno puede haber un colapso que sería muy peligroso… NUNCA EXIGIRLE AL CUERPO MAS DE LO QUE PUEDE DAR

Yo: … Pe…pe…pero el doctor dijo….

… Lo comenté con las personas más inteligentes a las que tengo acceso pero sentí que me vieron como bicho raro y que seguramente se burlaron de mí a mis espaldas….

Un par de días después, como caída del cielo… Una nota en un noticiero donde decían que cada zona del mundo tiene diferentes tipos de presión atmosférica. Mostraron una imagen donde se veía en verde las zonas con presión alta, amarillo las de presión “normal” y naranja las de presión baja… Entre todo eso México estaba marcado en rojo y decía que por su ubicación y forma creaba un espacio con presión extremadamente baja. Que hacia los polos la presión subía y hacia el ecuador bajaba. Que hacia el nivel del mar la presión subía y hacia la montaña, pasando de los 900m.s.n.m. la presión iba bajando y pasando de los 1,800m. todos sufren una caída brusca de la presión. Esto sucede porque sobre nuestras cabezas se forma una “columna” de atmosfera y que entre más abajo estemos más grande la columna y más pesa y blablablá….

Ahí lo entendí todo: Por eso me siento mal cuando voy a la ciudad de México y Puebla!! Por eso sufro al cruzar las montañas que dividen Veracruz de Puebla. Por eso las personas se sienten mal en los aviones, por eso no recuerdo cuando conocí la nieve en Perote, porque mientras los otros niños corrían como potros, yo me quedé dormida en el auto… Por eso mi papá nunca pudo trabajar en Perote. Por eso le tronaron los oídos a mi mamá en el avión… Por eso mi abuelo siempre tomaba café negro muy cargado cuando se sentía mal…  Ahora todo cobra sentido!!! La genética me ha jugado una mala broma!!!

Y yo que me burlé de los canadienses que daban la vida por Vancouver, invirtiendo en edificios a pesar de que está bajo el nivel del mar y tenían pronosticado que los arrasaría un tsunami entre el 2010 y el 2015… De haber sabido que el tsunami se iría a Japón y no a Vancouver las cosas hubieran sido tan diferentes entre su hermosa alta presión atmosférica y yo.

Hasta ese momento, cuando me sentía mal, tomaba coca cola o comía azúcar, eso me hacía sentir un poco mejor, pero como con toda droga, después de la euforia, venia el bajón. Unos decían que ayudaba el alcohol, otros que el café bien cargado, pero esas ya son drogas duras que me da miedo probar. Ahora disfruto de comer con sal y azúcar sin remordimientos, aunque en la tele me sigan buleando por eso. También aumenté la cantidad de agua que tomo (aumenta la sangre y por lo tanto presión o algo así). Pero los síntomas no se fueron completamente. Así que comencé a comparar como me sentía de acuerdo al clima.

Yo: ¿Por qué me siento bien en las noches y mal en las mañanas?

Internet: Así como la luna mueve mareas, puede mover la sangre de nuestro cuerpo, la jala y literalmente nos sube la presión. Al amanecer, la luna se va alejando y vuelve a dejar caer la sangre y nos sentimos mal hasta la noche que vuelve a salir la luna…

Comencé a pensar que tal vez necesitaba irme a vivir a un lugar a nivel del mar, para sentirme mejor y que además la playa y el ambiente caribeño ayudarían a levantar mi ánimo. Entonces llegaron los calores: Sol ardiente, sofocante, desesperante… Recordé que soy muy sensible a la insolación, desde pequeña, 2/3 de los viajes a la playa terminaban con insolación y yo en emergencias. Entonces llegué a la conclusión de que el clima caluroso me hace más daño que el frio.

Entonces encontré una contradicción. Primero internet me dijo que la presión aumentaba al nivel del mar y disminuía en la montaña. Que la sangre, al estar compuesta mayormente por agua, reacciona igual: en calor se vuelve ligera y en frio comienza a espesarse y es más difícil que circule. Que es mejor el clima cálido y hará daño el clima frío. Después leí que la neblina haría bien, así como el viento fuerte y la tormenta eléctrica, pero el cielo despejado y en calma significa que el ambiente está “vacío” y por lo tanto la presión está baja.

En teoría era así, pero en realidad, me sentía muy mal en la playa y muy bien en la montaña, muy bien en el frio y muy mal en el calor. Descubrí que a muchas otras personas les pasaba lo mismo y seguí buscando hasta encontrar una explicación:

Internet: Lo que hace que una persona se sienta mal es la falta de oxígeno, sea por presión arterial baja, por presión atmosférica baja o por falta de oxígeno en el ambiente por exceso de contaminación. Es probable que nosotros respiremos bien, pero el aire esté demasiado saturado de otros elementos dañinos y por lo tanto nuestro cuerpo se enferme. La diferencia entre sentirse bien o mal en un lugar depende de la calidad del aire. Es muy común que las personas se sientan mal en las grandes ciudades, como Cd. De México, Puebla, al cruzar carreteras principales del país donde siempre hay trailers echando humo y tráfico pesado.

Internet: El hecho de que alguien se sienta bien en la costa es porque el mar está lleno de algas que en realidad producen más oxigeno que los bosques en la tierra y es un espacio abierto lleno de plantas que limpian la contaminación e alrededor. Por muy grande que sea una ciudad costera, nunca superará la cantidad de oxigeno que está produciendo el mar. Algo similar sucede en la montaña. Ahí no se puede edificar tanto como en una planicie, normalmente las montañas tienen grandes extensiones de bosque y pocas casas, por lo tanto hay poca contaminación y podemos respirar aire puro lleno de oxígeno.

Yo:  Ok!! La solución a mi problema es buscar un lugar de playa o un lugar de montaña, pero como el calor es malo.. será montaña y todo estará solucionado. Sigamos leyendo e informándonos para elegir el mejor lugar del mundo.

Unos días después, desperté sintiéndome peor que nunca. Dolor de cabeza (por no decir migraña), mareo, nauseas, zumbido de oídos etc… Prendí la televisión y estaba la sección del clima. Por suerte este señor, además de decir las temperaturas dice como estará la presión atmosférica. Entonces el señor dijo que había presión atmosférica muy alta, que no haría tanto calor como los días anteriores y habría un poco de viento que aumentaría más la presión. ¿Entonces por qué me siento mal? Intenté buscar en internet, pero estaba inusualmente lento y me desesperó, estuve a punto de llamar a la empresa para quejarme por su pésimo servicio. Tuve que esperar hasta el otro día para buscar mi información:

Internet: Es muy probable que hoy las personas sensibles se sientan mal, ya que hubo una explosión solar que en este momento está llegando a la tierra. Lo notaremos porque todos los aparatos que funcionen con electricidad y por satélites fallarán,  especialmente celulares y computadoras, el internet estará pésimo. Entonces, si esto le hace a los aparatos ¿Se imaginan cuanto le hará a nuestros cuerpos? Los seres humanos estamos hechos de magnetismo, la vida de la tierra, el planeta entero depende de su campo magnético y el sol nos está enviando golpes de radiación, las explosiones solares nos dan latigazos de electricidad. El Sol está invirtiendo sus polos magnéticos y la Tierra también. Estos cambios son cíclicos y ahora están en su punto más alto. Llegó a su punto más alto en el 2013, entonces los años 2012, 2013 y 2014 serán los más fuertes, después irá disminuyendo poco a poco. Solo nos queda resistir estos años difíciles.

Yo: Oh no! Debe haber una manera de solucionarlo… por favor internet.. Dime ¿cómo puedo disminuir este problema?

Internet: El que nos sintamos afectados por el magnetismo del sol es culpa en gran parte del hombre. Los árboles y animales regulan este magnetismo. Los arboles nos cubren de la radiación, pero si los cortamos todos y destruimos la capa de ozono, entonces quedamos indefensos y desnudos ante estos golpes de radiación.

Internet: Hay diferentes formas de protegernos de la radiación. Si tenemos la oportunidad de vivir lo más cerca posible del bosque. Si los rayos del Sol no entran directo por la ventana y en cambio hay un árbol dándonos sombra y “colando” estas energías, nos sentiremos mejor. Si tenemos animales que acariciar, como perros o caballos. Con su cabello absorberán nuestra electricidad y la devolverán a la tierra la caminar descalzos en el piso. Si, ahí empezaron nuestros problemas, al usar zapatos y perder contacto con la tierra. Por eso es bueno usar zapato de piel y no de plástico.

Internet: A veces vivimos en grandes ciudades y edificios, no podemos mudarnos tan fácilmente, no podemos sembrar un árbol en el jardín o nuestro departamento está en medio de antenas de radio y televisión, de complejos cableados eléctricos y contaminación lumínica, ruido y tráfico. Ante este complejo problema, una mujer llamada Jsdjsdd de la ciudad Jasdfshdf encontró la manera de protegerse de está radiación. Es una solución práctica, sencilla y al alcance de cualquier bolsillo: Papel Aluminio!!

Internet: La señora Sadfsdf nos cuenta que ella cubrió sus paredes con papel aluminio, ya que es un aislante muy poderoso. Así no recibe los golpes de electricidad provenientes del exterior y en el caso de las ventanas ha encontrado que la tela de sadfsdfsdf es igualmente efectiva. Veamos las cortinas que ha hecho! Ella nos cuenta que antes de usar el papel aluminio, sufría de dolores de cabeza y falta de energía, pero después de cubrir su casa de aluminio, se siente magnifica!

Internet: Otras personas ya han probado su técnica y confirman sentirse aliviadas. Esta solución ha tenido tal éxito que ya hay una empresa constructora dedicada a hacer casas “bunker”. Estas casas están rodeadas de árboles, llevan todos los servicios como electricidad, cable y teléfono subterráneos y sus paredes tienen un recubrimiento de papel aluminio 3 veces más grueso de lo normal. Estas casas se están vendiendo como pan caliente. Ya hay otro grupo de arquitectos tratando de duplicar este estilo de casas, que al parecer serán las casas del futuro… y pensar que fueron ideadas por una dulce abuelita que sufría dolores de cabeza….

Moraleja1: Nunca te burles de una persona por muy loca que parezca estar.

Moraleja2: Para curarse de la hipocondría solo se necesita tocar fondo.

Comments are closed.

%d bloggers like this: