DE MIGRACIONES Y VISAS

Este es un tema que me preocupa y afecta directamente. Yo siempre defendí (y en cierta forma sostengo) que México es uno de los mejores países para vivir. Cuenta con todo: Buen clima, buena gente, buena comida, casas relativamente baratas, libertad de construir lo que queramos, es muy fácil poner un negocio y por muy mal que esté la situación, siempre se puede sacar un comal y hacer garnachas en la puerta de la casa para subsistir. No es tan difícil obtener un empleo, ni darlo, también, por muy difícil que esté la situación, siempre se puede obtener un trabajo de emergencia como recamarera de un hotel, cocinera en algún restaurante o limpiando alguna casa, incluso aunque no se sepa leer o escribir. Eso sin hablar del potencial turístico, el regalo del petróleo, la riqueza cultural… un amigo siempre dijo, que el simple hecho de saberse heredero de la sabiduría prehispánica, ya nos da un poco mas de autoestima por default (excepto los que se avergüenzan de sus orígenes y se sienten menos por no ser rubios de ojo azul, bajándose la autoestima ellos solos).

Después de vivir en Canadá y aunque creo que me fue muy bien allá, regresé extrañando mi México como loca. Me pasé los primeros 3 meses en un mercadillo cercano comiendo chiles chipotle rellenos, pozole y tacos de perro. Parecía drogadicto en abstinencia y creo que subí como 10 kilos… Ya después se fue pasando la emoción y me equilibré. Estaba feliz porque aquí no caía nieve, porque el pueblo de mi papá huele a caña de azúcar desde que vas en la carretera, por que las playas no están heladas, porque no te encuentras zorrillos que entraron por la ventana y se están comiendo lo que encuentran en la estufa…

Después vino la inevitable decepción. Sabía que México cambiaría en esos años que no estuve, pero no creí que fuera para mal. La primera impresión que tuve de mi ciudad era que en cada esquina había una casa de empeño y eso no era una buena señal. Ahora si noté la contaminación, antes no la veía por que había nacido y crecido entre el smog del centro. Después de Canadá, ya no me gustaba ir al centro, mucho humo, mucho ruido, muchas personas a prisa, empujando, enojadas, el tráfico, los vendedores ambulantes necios…

Ahí comenzó a molestarme la gente… No teníamos ni una semana de regreso, cuando la vecina de la prima, de la tía de una conocida, de repente estaba en la puerta de nuestra casa y en menos de 5 minutos estaba pidiendo prestados $25mil pesos porque ella supuso que como veníamos llegando de Canadá, traíamos muchos dolarucos de sobra que ella podría aprovechar en una lipoescultura.

No fue la única, así fue el primer año de regreso a México. Personas pidiendo dinero aquí y allá. Personas preguntando cuando nos regresábamos y si los podíamos llevar. Personas que antes eran groseras ahora repentinamente nos amaban. Como la chica que me presentó ante sus amigas como: “Mi amiga la canadiense, somos intimas amigas, aunque ella casi no habla español y hemos ido a pasear juntas a muchos lugares, espero el próximo verano ir a Canadá a pasar mis vacaciones en su casa”. A mi mamá también le pasó, no faltó la ex compañera de escuela: “¿Te acuerdas de mi? Nos conocimos en un curso de verano cuando teníamos 5 años. Yo siempre me acuerdo tanto de ti, te quiero tanto y haría lo que fuera por ti. Me sentí muy mal cuando supe que mi amiga se había ido tan lejos, pero que bueno que estas aquí, espero sea solo de visita por que México está muy feo. Yo también pienso irme, pero no sé cómo, no tengo a dónde llegar, pero si tan solo hubiera alguien que me recibiera en su casa los primero meses mientras busco trabajo y me arranco yo solita…”

Sin contar los que hacían muecas en cuanto contábamos algo de allá y se sentían agredidos, los que pensaban que si contábamos algo era para presumir o menospreciar y reaccionaban violentamente.

Y luego empecé a extrañar al tipo de novios que uno se puede encontrar en esos azares del destino…

Por un tiempo salté de la etapa de amar lo que tanto extrañaba de México y de decepcionarme por como lo había encontrado, pasando por la confusión de no saber si México se había deteriorado en unos cuantos años o al extrañarlo lo había idealizado como más bonito de lo que en realidad era al mismo tiempo que al extrañar Canadá, también lo veía más bonito de lo que era.

Después vi que faltaba el agua y a pesar de los tandeos y de que nunca hemos sido descuidados en ese sentido, era muy incomodo… Nosotros guardando agua en cubetas y el vecino lavando su camioneta con manguera y tirando tanta agua que había un rio por toda la calle que no le veíamos fin.

Entonces comencé a ver soldados por todos lados, de repente pasaba junto a mí una camioneta llena de hombres encapuchados con metralletas apuntando hacia mí. Que había retenes en las carreteras y ya no podíamos ir a visitar a la familia. Que había asaltos en la puerta de la escuela. Comencé a escuchar que en tal o cual colonia hubo balacera, que a Fulano lo mataron, que a Sultano lo “levantaron” y estaba desaparecido.

Hace un poco más de un año, se escuchaba por todos lados la frase “Ya no voten por el pri, porque si Peña queda de presidente se hace Revolución, que quede cualquier otro, pero no él””No no, no podrían ponerlo, las personas lo odian mucho, nadie permitiría que se quede””Es que si él comete un leve error, habrá guerrilla/guerra civil””Las mafias se están peleando entre ellas y los mexicanos quedamos en el centro””La revolución es algo que no se puede frenar, se viene aplazando desde el 1990”

Con el cambio de presidente llegó a México una inestabilidad social, donde hay mucho miedo a que en cualquier momento estalle la revolución. No exagero. Un claro ejemplo es que entre agosto del 2012 y febrero del 2013, solo en Ottawa, Canadá, 9,000 mexicanos solicitaron asilo político argumentando que sus ideas políticas de izquierda ponían sus vidas en riesgo. Durante el gobierno anterior México alcanzó los mismos niveles de inseguridad que Somalia. El nivel de represión a reporteros era comparable a Corea del Norte.

El peligro mundialmente se mide así: Numero de asesinatos por cada 100mil habitantes. Irak tuvo 4mil civiles muertos, entre los 32 millones de personas, el resultado  es 12.5 civiles por cada 100mil. En el mismo año, México tuvo 18 civiles asesinados por cada 100mil.

De repente esas historias sonaban tan parecidas a esa amiga de Siria, que nos contó como todo comenzó con soldados en las calles y lo último fue que vio como descuartizaban a su familia en su propia casa. Ella sobrevivió fingiéndose la muerta con un disparo en la pierna. Era muy molesto cuando las personas le preguntaban sobre por qué caminaba raro y necesitaba usar bastón y ella tuviera que contar esto.

Tanta represión a los reporteros y estudiantes me hizo recordar al salvadoreño que nos contaba sobre las amenazas que tuvo mientras dirigía el periódico de la universidad, donde el mismo dice que no sabía a quien temerle más, si a la mara salvatrucha o a su propio Gobierno y ejército.

Se siente muy extraño ver como hay millones de personas en cientos de países diferentes viviendo situaciones muy difíciles, donde la única esperanza parece ser emigrar. (Aquí me permito hacer un paréntesis para pedirle a las personas que dejen de inventar historias para pedir refugio cuando en realidad no les pasa nada y ocupan lugares que personas como esta amiga realmente necesitan).

Al mismo tiempo, las personas en países “privilegiados” se sienten aburridos, robotizados y buscan sentir un poco de la alegría y calor humano de los países tercermundistas. Parece que los seres humanos aun mantenemos esa personalidad nómada. No estamos hechos para ser sedentarios. Deseamos, o necesitamos, viajar, conocer, buscar una mejor situación. Hacer planes y tener esperanza que en otro lugar viviremos bien a veces da fuerza para hacer muchas cosas.

Hasta hace poco, muchos latinos preferían emigrar a España, donde el idioma es casi el mismo, los euros valen más que el dólar, el clima es soportable y en cualquier momento pueden saltar a Francia, Italia, Inglaterra o Alemana (mínimo para turistear). Pero con la inestabilidad que hay en toda la unión europea, no solo han dejado de emigrar hacia allá, sino que ahora muchos españoles también se cuestionan si cambiar de país o no.

Para muchos mexicanos lo más obvio es Estados Unidos, país vecino, todos tenemos a un familiar que fue, que vive, que nos cuenta…  eso mismo ha hecho que para un mexicano, pensar en obtener una visa de residencia en USA sea imposible, muchos lo descartan desde el primer momento y se resignan a irse de indocumentados, pero no todos quieren vivir ilegalmente en un país, siempre con miedo a ser deportado, a las familias separadas, a no poder comprar una casa o tener seguro medico.

Entonces, busquemos donde hay la opción de irse con todos los papeles en regla. Para todos lo más fácil es buscar un país de habla inglesa. Por alguna razón hemos relacionado el inglés a una vida de lujos, de primer mundo, de confort. Aunque esto no es del todo cierto.

También, lo primero que hacemos es buscar un lugar donde la moneda sea más cara, porque sentimos que estamos ganando 5, 10 o 15 veces más, pero nunca pensamos que también estamos gastando más. Ese es uno de los retos más grandes, antes de viajar: Saber cuánto dinero gastaremos por mes, cuanto necesitamos llevar para sobrevivir mientras encontramos un trabajo, tenemos todos nuestros documentos y nos organizamos.

Por ejemplo, muchas personas entran a las páginas de renta y venta de casa de Australia, ven que un anuncio dice “Se renta departamento de una habitación $350”. Entonces piensan: “$350 de renta, más $200 de gastos de comida… llevaré $1,000 y con eso viviré 2 meses mientras encuentro trabajo”. Pero pocos saben que en Australia los precios de las rentas son semanales, eso significa que el departamento en realidad cuesta $1400 al mes, mas deposito, más gastos de comida. Entonces quien llegó con $1,000 simplemente no podrá hacer nada.

Otro problema es encontrar trabajo. No podemos pensar que encontraremos trabajo en un mes o dos, porque realmente es algo que no se puede predecir. Una persona puede encontrar trabajo en 2 semanas o tardarse 4, 6 u 8 meses. Otros han encontrado trabajo rápido, al mes lo pierden y pasan otros 4 meses desempleados.

Las dificultades que se encuentra un migrante latino en países como Australia es que al estar tan lejos, hay muy pocos latinos. Mientras la costa oeste tiene migrantes principalmente de Arabia e India, quienes al contratar darán preferencia a un árabe y después  un latino. En la zona norte los migrantes son principalmente chinos, coreanos, filipinos y también forman sus barrios y dan trabajo a sus paisanos.

Como dije antes, a mí personalmente no me gusta Australia. No me gusta el alto costo de las casas comparado a la baja calidad. No soportaría el clima ni 2 días. Además de ser muy estrictos para darle visas a las personas, no tanto como Canadá, pero si son bastante difíciles. Busquemos otras opciones…

Las personas que viajan a Nueva Zelanda, o lo aman, o lo odia, no hay puntos medios. Es un país pequeño, literalmente aislado, en el fin del mundo. Está conformado por pequeñas islas, con poca población (apenas 4 millones de habitantes contra los 113 millones que hay en México, más o menos el equivalente a la población de Monterrey, Nuevo León).

Al ser tan pequeño no hay muchos lugares para divertirse, solo hay una ciudad más o menos grande, y muchos pueblos pequeños. La mayoría de los migrantes se quejan de la vida tan aburrida y lenta, la falta de emociones, de cosas para hacer, de que no hay antros, no hay parques de diversiones, no hay conciertos, no hay diversidad en comida etc. Así que las personas salen huyendo y prefieren lugares con más actividades como Los Ángeles, Chicago, Nueva York, la Ciudad de México o Rio de Janeiro.

Por otro lado una vez alguien me dijo: “Las personas de Nueva Zelanda son muy encerradas, entonces hay todo un sistema para comprar tus cosas por internet. Yo también soy muy encerrado, no me gusta salir, no me gustan los espacios abiertos, no me gustan las multitudes ni el trafico, entonces trabajo en una oficina, voy directo a casa, pido algo para cenar a domicilio, hago todas mis compras por internet, me traen todo a casa, paso la tarde chateando con amigos de diferentes lugares. A mí me gusta la tranquilidad, no tengo vecinos molestos, tengo mucho patio para mis mascotas, cuando salgo de paseo voy a un rio tranquilo donde me acuesto en el pasto o hago un día de campo. Si el clima está feo, yo me envuelvo en mi cobijita, prendo mi computadora y hago mi pedido de las compras del super o pago mis cuentas sin necesidad de salir.”

Esto a mi si me gusta, pero a la mayoría no. Si buscamos un país que no sea de habla inglesa, podemos encontrar otros lugares muy buenos, pero también con problemas como el racismo. De Islandia se dice que son muy “Etnocentricos”, por no decir que son muy cerrados ante nuevas culturas. En este sentido Francia y Alemania tiene muy mala fama. Tambien están los países nórdicos, donde la cultura, el clima y el idioma son tan pero tan diferentes, que es muy difícil que nosotros nos acostumbremos a ellos y ellos a nosotros.

Por mi experiencia personal en Canadá puedo decir que el racismo es algo muy relativo. Yo sinceramente no sentí haber sufrido discriminación, pero otras personas sí. Por ejemplo, una vez, un grupo de amigos latinos íbamos caminando en la calle, una persona de raza blanca pasó corriendo y nos empujó. Yo pensé “Algo debe pasarle a esta persona, o tal vez solo sea muy maleducado”, pero inmediatamente los demás comenzaron a gritarle y a decir que nos había empujado por que era racista y odiaba a los latinos, que por que nos veía morenos y pasaron el resto de la tarde quejándose de lo feo que es ser tratado como gente de tercera.

Después descubrí que los demás latinos se sienten muy discriminados por los mexicanos, que siempre que decimos que como México no hay dos es para hacerlos sentir menos y por eso hay cierto rechazo hacia los mexicanos. De hecho hay más racismo entre latinos, que entre razas y continentes. Que los de Chile no se llevan con los de Perú, que los de los de Argentina no se llevan con los de Chile, que los de Colombia no se llevan con los de Venezuela etc. También vi que la mala fama de los poblanos es internacional y que al mismo tiempo, muchas personas dicen “Si un restaurante mexicano es atendido por poblanos, es bueno, si los cocineros son de cualquier otra parte de México, la comida es fea”.

Eso me lleva al siguiente punto, si piensan emigrar a otro país, por favor, busquen ideas, porque todo el mundo desea hacer lo mismo: Obtener una visa diciendo que pondrán un restaurante de comida mexicana, con lo mismo de siempre: burritos que nisiquiera son mexicanos, pseudo tacos (Con tostadas Milpa Real en forma de U, carne molida, col y puré de tomate), o los restaurantes más elegantes sirven tortas de tamal acompañadas de arroz con frijoles.

En lugares como USA eso se encuentra cada 3 cuadras, pero puedes recorrer medio continente sin encontrar un solo puesto de cochinita pibil, (Nisiqueira dentro del mismo México) chiles en nogada, cabrito, pescado zarandeado y tantas delicias únicas. ¿Y los helados? Nadie ha podido exportar helados?

Obtener una visa diciendo que pondrás un negocio en ese país no es nada fácil. Primero, debe ser un negocio que ya tenias en tu propio país, que ha funcionado por varios años (dependiendo del país será de 2 a 5 años). También debe asegurar que darás empleos de tiempo completo (esto también varia de 1 a 10 empleos). Siendo realistas, si es difícil poner un negocio en nuestro propio país, en otro, es aun más difícil. Por esta razón son muy pocos los que logran obtener este tipo de visas.

La mayoría de personas recurren a la visa como profesionista, llamados High Qualified Workers. Llegas a un país, demuestras tener una carrera, con experiencia laboral, presentas exámenes para demostrar que si tienes más conocimientos que el promedio y entras a una lista donde alguna empresa te contrate.

No cualquier carrera es recibida, para esto, cada país tiene su lista de profesionistas solicitados.

Lista de carreras solicitadas en Australia 2013 (Que es básicamente la misma que en los demás países): http://www.vivaaustralia.com.au/listado-sol.php

Las carreras más solicitadas en países primermundistas son:

Todas las ingenierías. Dado que para estudiar ingeniería se necesita tener una neurona más, la demanda de genios en todo el mundo es más alta que los que la humanidad produce.

Arquitectura. Especialmente en Alemania y Australia da puntaje máximo en el test de puntos que explicaré más adelante. Países como la India solicitan personas que puedan diseñar escuelas, hospitales, puentes etc. Países como Estados Unidos y Canadá, desean comenzar a construir casas de cemento y ladrillo, por que las casas de madera deben remodelarse y reconstruirse cada 5 o 10 años, (si tienes suerte de no tener moho o que te caiga una plaga de termitas) haciéndolas aun más caras. En estos países, solo los ricos pueden tener una casa con loza de cemento y recubrimientos de azulejo, el problema es que ni hay albañiles que sepan construirlas ni arquitectos que las puedan diseñar.

Dentista (Especialmente en USA y Canadá). Hay unos pocos, que son extremadamente caros. Por eso en estos países pueden encontrar al director de la universidad con los dientes podridos, porque no ha podido reunir el dinero para arreglárselos. Los más valientes prefieren pagar un viaje a Tijuana cada 8 o 10 años para arreglarse de todo a todo.

Maestros de kínder. Solo en Australia. Muchos maestros ya están por jubilarse, se necesitan mas maestros, pero como cada vez hay menos niños no vale la pena que las universidades abran esta carrera. En vez de crear la carrera y que maestros y maestros se gradúen, pero que cada vez se necesiten menos y terminen desempleados… pues es mejor traer unos cuantos extranjeros cada vez que sea necesario.

En el área de medicina: Cualquier carrera relacionada al cuidado de adultos mayores. Especialmente, muy especialmente, los que trabajen dando terapia física. Este es uno de los pocos casos donde se reciben a personas con carrera trunca (con haber cursado 2 años es suficiente). En este caso también son bienvenidos los egresados de escuelas Normales.

Enfermeras: Por lo delicado del trabajo si es necesario haberla terminado y tener al menos 2 años de experiencia. En este caso las personas son bienvenidas con los brazos abiertos, con un buen sueldo, trabajo seguro, facilidades para obtener residencia y ciudadanía y muchas ventajas más.

Para el caso especifico de Alemania… Está dando visas para personas no pertenecientes a la Unión Europea ni a colonias inglesas (USA, Canadá, Australia, Guayana Inglesa, Nueva Zelanda etc.)

Por otro lado tenemos las carreras que no son solicitadas en el extranjero, que no se pueden revalidar o que no darán el mismo nivel económico que México:

Carreras relacionadas a leyes: Las leyes cambian en cada país, por mucho conocimiento que se tenga, en el extranjero no sirve de nada. He conocido muy buenas abogadas en su país que en Canadá, después de muchos cursos, eran secretarias o recepcionistas de algún abogado promedio. Al único hombre abogado que conocí, prefirió poner una panadería.

Carreras relacionadas a contabilidad, pago de impuestos, trámites bancarios, trámites de hacienda, administración de empresas etc.: Al igual que las leyes, los tipos de impuestos cambian de país a país, los trámites necesarios también cambian y un leve error puede salir muy caro. Un empleador no se puede dar el lujo de contratar a un extranjero que no conozca el sistema, pagarle igual que a un nacional y correr el riesgo de que se equivoque.

Para obtener alguno de estos permisos, se debe tener certificados de estudios validos. El nivel de inglés se puede validar por exámenes reconocidos a nivel internacional como el TOEFL o el IETLS. El haber sacado 10 de calificación en la secundaria no vale. Para las profesiones, las escuelas deben tener un plan de estudios completo y equivalente a los del país a donde se desea emigrar, esto puede variar mucho ya que la escuela debe agradar a los ojos de los directivos de migración. Revisan todo, desde el plan de estudios, la complejidad de los laboratorios y especialmente las clausulas de conducta de la escuela, entre más estricta y mas reglas tenga sobre sus estudiantes, mejor recomendación es para ir al extranjero.

Escuelas mexicanas que si son reconocidas:

Para áreas relacionadas a la medicina, solo la UNAM. Como dije antes algunas escuelas Normales si son reconocidas. Debido a las responsabilidades de estos profesionistas, no es tan fácil demostrar sus conocimientos, se debe hacer un curso de revalidación y a base de exámenes y “practicas” donde compruebe tener los conocimientos suficientes. Muchos doctores comienzan limpiando los pisos del hospital o haciendo la lavandería y poco a poco van escalando. Se debe ser paciente y humilde.

Para ingenierías solo es reconocido el Tecnológico de Monterrey. Hay algunas excepciones, por ejemplo, los egresados del Tecnológico de Gutiérrez Zamora, en Veracruz, por ser ganadores de un concurso internacional de robótica, siempre y cuando lleven evidencia de que su escuela ha ganado estos reconocimientos. Lo mismo pasa cuando son egresados de carreras extremadamente raras y difíciles de encontrar, como egresados de petroquímica del tecnológico de Nanchital.

Los estudiantes de Arquitectura de Aguascalientes son de los mejor calificados en México (cuantos hemos soñado con estudiar en esta universidad) Su fama ha crecido rápidamente, robándole el primer lugar a la Universidad Veracruzana, aunque la UV ha ganado reconocimiento a nivel internacional por lo bien preparados que están los egresados de la Facultad de Psicología, especialmente los que tienen maestrías relacionadas a la sexualidad. De América Latina son superados solo por los psicólogos de Argentina.

Tristemente, cualquier carrera fuera de estas universidades no es reconocida, hay especial problema con los egresados de universidades privadas, escuelas abiertas y la Universidad Pedagógica Nacional, por haber tenido ya problemas con la validez de los certificados, por graduar personas sin tener los conocimientos suficientes, duplicado y venta de certificados y cedulas etc.

El haber estudiando una carrera solicitada en una universidad reconocida no nos da la entrada automática a un país. Especialmente si no se tiene un buen nivel de inglés real, no el inglés que enseñan en la secundaria, no el inglés de un cursillo barato, no el inglés de saberse de memoria todas las canciones de tal o cual cantante… Hablo de inglés de verdad.

Un doctor debe saber los términos médicos en inglés, un abogado no puede equivocarse al poner una coma o un punto mal en un contrato. Para físicos y químicos no es tan tan difícil, especialmente en las carreras donde se usan términos en latín y griego o lenguajes internacionales como la música y las matemáticas.

Para ser aceptado, bajo cualquier tipo de visa, se hace un test de puntos. En países como Australia o Canadá, el solicitante debe reunir entre 90 y 120 puntos (estas cantidades varían constantemente). Debemos tener en mente que un país no importa trabajadores por caridad, es un negocio y una inversión, donde solo comprara el mejor producto, se debe ser muy consciente de esto al presentar el test. Cada pregunta tiene diferentes valores y los puntos se van sumando. Las preguntas son de todo tipo.

Aquí se puede encontrar algunos ejemplos: http://www.mequieroir.com/paises/australia/trabajar/inmigracion-calificada/test-de-puntos/

Nota: Cada vez que se busque en internet es muy importante ver la fecha cuando fue escrita la información, ya que esta cambia constantemente y puede ser la diferencia entre obtener una visa o ser deportado desde el aeropuerto.

Este es un ejemplo del test de puntos, solo para dar una idea:

¿Qué nivel de inglés tiene el solicitante? 50%=5 puntos. 70%=10 puntos. 100%=15 puntos. Ingles al 100% más otro idioma fuerte (francés, alemán, chino, japonés)=25 puntos. (En la mayoría de los países el español no cuenta como idioma relevante).

¿Cuenta con una de las carreras solicitadas? No=0 puntos. Si=15 puntos. Su pareja también tiene una carrera solicitada=25 puntos.

¿Tiene experiencia laboral? No=0 puntos. 2 años= 5 puntos. 5 años= 10 puntos

Otras cosas que dan puntos de ventaja es tener entre 25 y 33 años. Menos de 25 es malo porque significa que irá a buscar universidad y hará uso de servicios educativos por años antes de ser productivo. Tener más de 33 años significa que la persona o ya trae familia (muchas personas pidiendo servicios para ser solo uno siendo productivo) o buscará llevarse a sus padres cuando sean adultos mayores. Cualquier persona, por muy preparada que sea, pero que tenga 45 años o más, será rechazada inmediatamente. Estos países buscan personas productivas, no personas que trabajen unos cuantos años y al cumplir 60 o 65 tengan derecho a pensión y servicio médico gratuito por 10, 20 o 30 años más.

Por esta misma razón, son rechazadas las personas que no tengan buena salud. Hubo un caso muy famoso de una persona que fue rechazada en Australia por ser obeso, el argumento es que su grado de obesidad le impediría  trabajar muy pronto, además que sufriría de enfermedades crónicas y degenerativas que serian muy caras para el sistema de salud.

También al llegar, a las personas se les hace todo tipo de exámenes, si se les descubre que han usado drogas alguna vez en su vida son rechazados inmediatamente, si son alcohólicos, algunos si tienen tatuajes, si tienen o han tenido enfermedades de transmisión sexual, si no tienen todas las vacunas, si han tenido problemas con la ley, desde haber cometido crímenes graves y haber estado en la cárcel, hasta tener un historial de multas por conducir a exceso de velocidad o ebrio. A veces un comprobante de antecedentes no penales no es suficiente.

El solicitante puede llevar a su pareja e hijos dependientes menores de 18 o 21 años (los mayores de 21 deben solicitar visa de forma independiente y pueden ser aceptados unos y rechazados otros), quienes también deberán pasar estos exámenes. En algunos países, cada hijo menor de  18 años deberá llevar cartas de buena conducta de cada escuela a la que ha ido. Si pertenecen a una religión, necesitarán recomendaciones de su pastor/sacerdote/obispo. Además de 2 cartas de recomendación de familiares no directos, la recomendación de un padre o hermano no es válida, debe ser recomendación de tíos, primos, sobrinos, cuñados, suegros etc.

Se hacen exámenes psicológicos, si encuentran enfermedades mentales degenerativas también son rechazados. La persona debe haber tenido (y seguir teniendo) una conducta intachable. Creo que está demás decir que si alguien lleva documentos falsos, será encarcelado inmediatamente y deportado de una forma muy fea (Aun así, las personas siguen intentando llevar certificados de estudio falsos, creyendo que migración no los verificará).

Para ser aceptado se debe firmar un Manifiesto de Valores. Donde uno se compromete a respetar la cultura y personalidad de los demás, no discriminar por religión, raza, género o preferencia sexual. A respetar especialmente la libertad de culto. A que si alguien hace bullying será castigado más duramente. A respetar las banderas, las nacionalidades y las razas, especialmente de los recién llegados. Una muestra de racismo puede convertirse en una deportación inmediata.

Algunos países exigen que la persona renuncie a su nacionalidad original para obtener una nueva. Sinceramente, no he encontrado a un solo mexicano que esté dispuesto a hacer esto. En este punto muchos renuncian a todo el proceso migratorio. Es mucho riesgo cerrar las puertas de nuestro propio país para ver si nos adaptamos al nuevo. Digamos que más vale malo por conocido que bueno por conocer… Aunque esto ya es decisión de cada quien, muchas familias se han separado por que el padre si renuncia a su nacionalidad y los hijos no o viceversa. Es muy importante estar 100% seguro antes de dar un paso tan importante.

Como dije antes, el proceso es difícil, es extremadamente desgastante tanto física como emocionalmente. Psicólogos dicen que las mujeres que migran a los países nórdicos y regresan a su país de origen necesitan un tiempo de recuperación y readaptación, este tiempo es variable pero en promedio lleva 6 meses de recuperación por año vivido en el extranjero.

Después de investigar e investigar llega el momento en que sentimos que es imposible obtener una visa, que nos cierran las puertas en la cara y que pareciera que no se pueden hacer las cosas bien y legalmente. Pero solo debemos buscar lo que se adapte a nuestro perfil. Yo no buscaré emigrar a Egipto si no soporto el calor y mi actitud es demasiado feminazi. No me iré a Japón si soy alérgica a cualquier comida que tenga pescado. No me iré a Chicago si busco un lugar tranquilo para criar a mis hijos o para que mis padres tengan una vejez tranquila… No podremos forzar al mundo a adaptarse a lo que nosotros queremos.

El perfil ideal para la mayoría de países:

Dependiendo del país, si es como trabajador, es mejor ser hombre. Si es en un país despoblado, es mejor ser mujer, para tener hijos e inyectar juventud en el país.

En países como Australia, hay un gran desequilibrio entre hombres y mujeres. Hay muchísimas más mujeres, y aunque suene feo, los hombres no alcanzan. Además de que Sídney es la capital mundial de los antros gay, los pocos hombres heterosexuales que quedan, muchas veces prefieren la sensualidad de una latina, una amorosa e incondicional madre filipina, una chef francesa, una tierna y fiel coreana o una mujer hindú que según ellos reúne todas las anteriores -.-

Entonces las mujeres australianas exigen la importación de hombres guapos. Son bienvenidos desde los latinos estilo Chayanne (que es de lo mas gustado), un romántico italiano (la fantasía de cualquier mujer), un escultural brasileño, un egipcio rostro perfecto y a Omar Borkan Al Gala.

Hablando en serio, para viajar es mejor siendo hombre, porque aquí y en China, siempre la mujer tiene mas riesgo de asaltos, violaciones, abusos etc. Un hombre puede llegar y compartir departamento con otro grupo de hombres, por muy mal que vaya la situación, siempre hay trabajo en construcción y nadie te ofrecerá ser niñera por 2 dólares el día argumentando que solo estarás sentada viendo tele -.-

A un país le conviene más que llegue un hombre que pueda hacer desde trabajo de oficina hasta trabajo pesado. Que suelen trabajar por más tiempo, pero a la vez tienen una esperanza de vida menor. Que no exigen tanto el seguro medico ni necesitan incapacidad por parto….

Que tenga entre 25 y 33 años como ya dije antes.

Que viaje solo o con una pareja que también trabaje.

Que no vaya a estudiar.

Que no tome, fume o use drogas. Las drogas allá son más fuertes y quien lo tenía medio controlado aquí, suele perder el control allá, por que se vuelven locos por descubrir todo lo nuevo, los nuevos sabores, colores y olores…

Que no tenga familia. Que no envié remesas, ningún país quiere que saquen el dinero para enviarlo a otro lugar. Que no trate de llevar a sus familiares, a los ancianos, a los enfermos, a los problemáticos, a los que no tienen estudios, a los delincuentes, a los religiosos extremistas. Que no pida permisos en los trabajos para ir a ver a la abuelita enferma o al niño que acaba de nacer. Que después de todo el trámite se regrese “Porque extraño a mis tíos y primos” o “Porque las personas no son tan cálidas y alegres como mis amigos de Brasil/Puerto de Veracruz/Cuba””No es lo mismo que en Brasil”

Que esté dispuesto a los cambios de cultura. Que en vez de quejarse de la poca comida mexicana que hay o la busque hasta por abajo de las piedras, que sepa apreciar la comida egipcia, tailandesa, sudamericana (Dichoso aquél que tiene comida peruana cerca).

Que pueda vivir encerrado los 6 meses de nieve y penumbra que hay en Noruega, Islandia o Finlandia. Si le gusta el calor, mejor Australia con sus +40ºC, huracanes y tiburones en las playas. Pero que antes de salir, sepa a lo que va y esté dispuesto a aguantar ciertas cosas, a no regresarse a la primera y después arrepentirse de  no haber conocido suficiente.

También consciente de que en nuestros países, podemos estar mal, pero no tanto. Por lo menos en México, en el pueblo de mi papá que había mucha pobreza, si alguien no tenía dinero para comprar comida, se iban al campo y cortaban mangos, plátanos, caña de azúcar, guayabas y eso comían. En otros países, como Islandia, la comida es carísima por que deben llevarla de otros lugares, ellos no producen nada. En México, quien no tiene casa, al menos con palitos levanta un jacalito, que después le pone techo de lámina y después levanta una bardita aquí y otra allá en un terreno cualquiera aunque llegue de paracaidista, pero un techo no le falta. En Canadá, o tienes casa de cierta medida, con terreno de cierta medida, con mínimo 2 habitaciones, baño con tina, cocina integral, alfombrada… o no tienes nada y corres riesgo de dormir en la calle bajo la nieve. Lo que quiero decir es que es muy difícil saber cuándo debemos seguir luchando por quedarnos en otro país porque viviremos mejor o cuando nos arriesgamos a estar peor que en México.

Por suerte el mundo tiene de todo, para todos los gustos. A mí, personalmente, Australia no me gusta mucho, estoy peleada con los países calurosos. Nueva Zelanda si me gusta. Canadá, aunque no lo conocí todo y siempre me dijeron que lo mejor es el lado francés, también me gustó, pero el francés no se me da. Alemania dicen, me han contado, que está muy bien, aunque la única persona que conozco que vivió ahí, quedó algo traumadito, pero no se qué pasó. Muchas personas, que han viajado a diferentes países, me dicen que Inglaterra es preciosa, que Japón y Korea no son tan raros como parece, pero me cuesta creerlo. Después están los romanticones, los que desean irse de mochileros a Italia o vivir una aventura bohemia en Francia… pero el francés no se me da! También dicen que Brasil y Sudáfrica son el paraíso si ignoramos los altos niveles de SIDA. Conocí una chica que llego a Grecia sin nada y de inmediato se acomodó en una embajada por hablar español, los milagros aun existen, no hay que perder la fe.

Solo hay que buscar lo que a uno le gusta. Conocí una chica que nunca se acostumbró a Canadá, pero en Turquía y Egipto fue feliz. Otro que salió de Fiji y al ver los montones de nieve prefirió regresarse diciendo “Pues yo dormía en una cabaña con techo de palma, sin agua y sin luz, pero despertaba con la brisa, frente a una playa paradisiaca, comía mangos, cocos y cuando estaba aburrido me iba al mar a buscar delfines.”

Para quien quiera vivir en Perth, Australia, la primera advertencia es que es una ciudad bastante cara, trataré de simplificarlo en dólares australianos:

Primero, se debe decidir si se va a pasear, a conocer, a ir de fiesta… o si se va a trabajar, quedarse ahí, formar una familia, tener una casita.

El salario mínimo son $16 la hora. (Esto significa, un trabajo de McDonalds, limpiando casas con guantecitos y aspiradora, de mesero, lavando platos en un restaurante etc.) La jornada es de 6 horas, con descanso un día a la semana. Entonces una persona gana al mes entre $2,400 y $2,500. Aclaro que es solo el salario mínimo, no significa que todos ganaran eso.

Los gastos de una persona, en promedio (Obtenidos de Numbeo.com, que es de lo más acertado que he visto):

Renta de un departamento: $1,000 – 1,500 más $300 de servicios

Comida del mes: $400 comprando en el super y cocinando lo más sencillo posible, sin ir a restaurantes. Los antros y restaurantes son muy muy caros y como a mí no me gustan, me parece estúpido gastar el tiempo y el dinero en esas cosas, pero a quien si le gusta, debe llevar un buen colchoncito de dinero.

Los precios de la ropa pueden variar muchísimo dependiendo de donde se compre.

Transporte mensual en autobús $150

Bueno, hasta aquí ya tenemos aproximadamente los $2,400. Esto significa que no alcanza para ahorrar y enviarlo a México como remesas. Si esa es su idea, busque otro lugar, porque ni Australia ni Canadá sirven para eso. En cambio, si una persona puede trabajar doble turno, con un salario cubre sus gastos y el otro le alcanza para ahorrar, sea para poner un negocio o comprarse una casa (Que también son bastante caritas).

No es para hacerse rico, los países primermundistas se caracterizan por que sus leyes buscan una mayor clase media, con baja pobreza extrema y baja riqueza extrema, recordemos que para que haya un rico debe haber al menos 100mil pobres. Estos lugares son para vivir de forma modesta y normal, sin sueños de princesas, trabajando constantemente, ahorrando un poco, disfrutando otro poco, con un equilibrio entre comodidades y sacrificios. Muy bueno si no se deja nada en su país o no se tiene nada que perder. La experiencia es lo invaluable y más que nada la seguridad y la tranquilidad de un país que no está dominado por el narco, las guerrillas, la corrupción, la inconformidad generalizada y las represiones violentas. En ese caso, hay muchos países que ofrecen paz y tranquilidad para quien quiera portarse bien y ser un ciudadano de bien.

One Response to “DE MIGRACIONES Y VISAS”

  1. Buenas tardes, os ha dicho alguien que vuestra web puede ser adictivo ? estoy preocupada, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y estoy muy feliz cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazos, MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

    Saludos

Comments are closed.

%d bloggers like this: