LA GENERACION PERDIDA

Se le llama generación perdida a las personas nacidas entre 1900 y 1940, especialmente a los que vivieron su niñez y adolescencia entre la primera guerra mundial (1914) y la segunda (1939). Se le llama generación perdida porque se consideró que de todas estas personas, que estaban en una etapa crucial de su vida, en la formación de su carácter, se vieron afectadas por la guerra de una forma irreparable. Algunos la vivieron de cerca, fueron soldados, doctores o tuvieron un familiar que fue a la guerra, perdieron a un ser querido, vieron como familias acomodadas, con negocios seguros, se iban a la ruina en un segundo, perdieron su estatus social, perdieron la oportunidad de pensar en un futuro prometedor, ya que muchos sabían que encuanto cumplieran la mayoría de edad serian enviados como soldados. Otros sabían que les llevaría toda la vida reconstruir su país y que en cualquier momento podía haber otra guerra donde llegaría su muerte o un futuro de miseria. Se les quitó todo injustamente y no pudieron hacer nada para evitarlo.

Esto hizo que todos tuvieran un carácter muy parecido, con características especificas. El rasgo más notorio de su personalidad es el pesimismo y la desesperanza, son muy depresivos y tienden a ver todo negativamente o tener pensamientos negativos constantemente, siempre le ven el lado “torcido” a las cosas. Son radicales en sus valores y se aferran a ellos porque es lo único que tienen seguro: sus ideales. Se dividieron entre los conservadores y los liberales, pero ambos caminos son tan extremos y radicales que al final terminan pareciéndose mucho: ambos son poco tolerantes a quien les lleve la contraria.

Una gran característica es que su forma de escape fueron las artes, especialmente la música y la literatura, los escritores más reconocidos de esta época fueron: John Dos Passos, Ezra Pound, Erskine Caldwell, William Faulkner, Ernest Heminway, John Steinbeck y Francis Scott Fitzgerald, donde todos sus escritos dejan ver como quedaron marcados por las guerras y los problemas sociales. También en esta época se populariza en jazz, porque transmite mucho de los sentimientos de quien interpreta, además de la facilidad de improvisación. En este tiempo es donde deja de considerarse el jazz como “música de negros salvajes” y se convierte en los melancólicos blues… que sin querer le dio a la música africana el reconocimiento que llevaría a la revolución musical de los años 70 y 80 donde realmente se apreciaron las habilidades de baile y canto de los afroamericanos.

Una de las cosas que marcó el carácter de esta generación fue que después de mucho tiempo abrieron los ojos e hicieron conciencia de las diferentes clases sociales, del racismo, de los migrantes, del machismo y surgieron grandes personas que lucharon por la igualdad, un claro ejemplo es Martin Luther King Jr. Aquí también se dividen en dos caminos, los que luchan por la igualdad y los que ven con nostalgia ese tiempo en que las familias adineradas tenían fiestas con un grupo selecto de personas, sirvientes/esclavos, fama, elegancia y un estilo de vida muy superior al de los demás que les hacía sentir importantes y superiores, entonces descubrir que esas personas que antes consideraba inferiores han “subido de nivel” mientras el de ellos ha “bajado” es muy perturbador.

Esto nos lleva a la siguiente característica: Añoranza…. Añoranza de los bellos tiempos de infancia cuando no se tenía conocimiento de cosas como la pobreza, el hambre, la muerte, la guerra… También suelen idealizar tiempos o lugares bastante estables, antes de las colonias, como la vida de los emperadores romanos, los caballeros medievales, la antigua Grecia etc. donde quien tenía una buena posición económica lo tenía todo en abundancia y asegurado (ignorando a los que morían de hambre o eran explotados como esclavos), donde una persona podía convertirse en leyenda, ser única y famosa, donde la realeza vivía entre comodidades y glamour. También suelen idealizar a los países europeos, especialmente Francia e Inglaterra, por ser usados como escenarios “utópicos” en la literatura.


No me gustaría decir que esa dificultad para disfrutar las cosas es su culpa, por no poder adaptarse a los cambios del mundo, especialmente porque ya se le está catalogando de “generación perdida” también a mi generación en países como España o por lo menos, artísticamente hablando dicen que estamos perdidos -.- En fin… yo sé como son estas personas porque lo he visto de cerca con mi abue, aunque conociendo su vida y las conversaciones de personas de su edad, se entiende muy bien lo que pasó y a mi parecer, no tenían opción:

Suponiendo que una persona que nació entre los años 1920 y 1930, tendría una infancia llena de enfermedades, muerte, inestabilidad, miedo, violencia, asaltos e inseguridad creadas por la reciente revolución mexicana y la guerra mundial.

Para 1950 estaría viviendo el fin de su adolescencia. Esta persona se encuentra de frente con situaciones como el Holocausto, con el temor a que esto podría extenderse a todo el mundo, miedo a grupos como el ku klux klan que podían reaparecer en cualquier momento, las guerras mundiales que parecía no terminarían hasta que una potencia destruyera medio mundo y la otra potencia destruyera la otra mitad, miedo a la falta de control sobre las bombas nucleares… Se inculca mucho patriotismo, para que los jóvenes estén dispuestos a convertirse en soldados en cualquier momento…

Para 1960 esta persona tenía entre 20 y 30 años. Se empieza a marcar la diferencia entre los universitarios y no universitarios, sin contar las diferencias sociales entre las personas pobres, que mantenían el estilo de vida del indígena mexicano y las clases sociales altas, que deseaban lucir como europeos o americanos, que deseaban sentirse parte de los grandes países, elegantes y “civilizados”.

En este punto muchos se encontraban con que llevar la vida normal de “casarse y tener hijos” parecía más difícil que antes, más irresponsable ¿Para qué tener hijos? ¿Para qué encuanto crecieran fueran enviados a una guerra donde morirían o quedarían discapacitados o locos? ¿Cómo soñar con una familia feliz si en cualquier momento la guerra podía destruir ese sueño? ¿Cómo luchar por un negocio si las crisis mundiales habían dejado a todos en la ruina? Era urgente mejorar la calidad de vida de las personas que quedaban, revivir el deseo de luchar por reconstruir el país y el mundo.

Aquí nuestra generación perdida, en busca de un futuro más o menos favorable, se divide en varias corrientes, se crea la pastilla anticonceptiva, la liberación femenina, los divorcios, las madres solteras, la planificación familiar para tener pocos hijos con una buena vida, llegan los hijos de 30 o 40 años que no desean irse de casa, hippies rechazando la guerra y hablando de amor y libertad, las drogas sintéticas etc…

Aquí muchos desesperanzados pierden el control y se entregan a los vicios y el libertinaje desenfrenado ¿Para qué cuidarse si el futuro parecía tan oscuro? Este cambio fue más notorio en las mujeres, que habían pasado tantos siglos de represión y una vida de explotación y frustración y que por fin veían la oportunidad de disfrutar de libertad, de divertirse, de ser dueñas de sí mismas. Mientras, otros se aferran más que nunca a las “buenas costumbres” que se habían perdido y que estaban en decadencia.


Para 1970 nuestra generación se acerca a los 40 años. Los que han trabajado duro tienen ya algo estable, una casa, un coche, un negocio o una familia… pero aquí tampoco encuentran paz, por que se enfrentan a una gran tragedia: Sus hijos son asesinados en Tlalteloco, así como el holocausto que vieron en su infancia, sus hijos son perseguidos, asesinados, desaparecidos, heridos… solo por ser o parecer estudiante universitario… la pesadilla se vuelve realidad, es un recordatorio de lo frágil que es la paz y el bienestar.

En los años 80 tenemos a un grupo de personas de unos 50 años, enfrentándose con un México totalmente americanizado (recordemos que estas personas crecieron con un patriotismo inculcado para que fueran valientes soldados) Cambios radicales en la forma de vestir, feminismo, libertad sexual, cambios en la música y el baile, la homosexualidad abierta, cambios en la forma de divertirse, el sida, Michael Jackson, la globalización… Cambios que venían desde los años 70, pero que llegaron a su punto más alto en la década de los 80, reconocida como la década más escandalosa, colorida y estrafalaria.

En los años de 1990 en adelante, estas personas, que pasan de los 60 años, se enfrentan con los cambios tan radicales entre ellos y sus hijos, (cosa que no pasa con las siguientes generaciones y sus hijos, por que los cambios esenciales los pasaron los padres y no los hijos). Se enfrentaron al cambio de milenio, a ver la decadencia de Estados Unidos, al nacimiento de grandes potencias como China o la India que antes eran vistos como razas inferiores y ahora le ponen el pie en la cabeza a cualquier otro país, se enfrentan con la falta de agua, la contaminación, la dificultad de adquirir una casa (antes hasta el más pobre tenía sus parcelas y sus terrenos, ahorra no entienden un hijo/nieto profesionista no pueda comprarse un pequeño departamento de 80m2).

Se encuentran con que los valores han cambiado y los nietos ya no bajan la mirada ante los adultos mayores, “ya no se respetan las canas”, la esperanza de vida aumentó muchos años, este es nuevo problema al que se enfrentan en esta etapa de la vida:


La población mundial, ha envejecido y los servicios de pensiones no pueden manejarlo. Los nacidos en los años 20, tenían una esperanza de vida de 65 años, esto significa que se jubilarían en la década de los 80, a la edad de 60 años, osea, trabajarían de 35 a 40 años, vivirían de su pensión unos 5-10 años y morirían, pero esto ha cambiado, las personas de la generación perdida han sido más longevos que otras generaciones (pasadas y futuras), que están viviendo alrededor de 90 años, esto significa que trabajaron 35 años y necesitan recibir pensión por otros 30 años o más, lo que es insostenible para la economía actual. Sin contar con que la siguiente generación, los “baby boomers” (Gran cantidad de bebés nacidos entre 1946 y 1964) están entrando en edad de jubilación, haciendo que las personas jubiladas sean más que las personas que actualmente trabajan y mantienen la economía mundial.

Esta situación ha hecho que los países recorten las pensiones por las que muchas personas han trabajado toda su vida. Ha hecho que muchos vean a sus hijos entrar en edad de jubilación también, empobreciendo la economía familiar de gran manera.

Ha hecho que cada vez sea más difícil encontrar trabajos con prestaciones y que los servicios de salud sean cada vez más caros. Además que las familias, al ser más pequeñas que antes o que las hijas sean madres solteras trabajadoras y jefas de familia, en vez de tener un esposo que cubra con los gastos de la casa, hace más difícil que puedan vivir juntos abuelos, hijos y nietos, sumando a esto el hecho de los conflictos entre generaciones cada vez mas separadas y diferentes como la de los abuelos con los nietos.


En conclusión, fue una generación privada de infancia, de seguridad, de la esperanza de un futuro prometedor, a la que se le habló de un sueño americano, de una vida “de comodidad”, que se les prometió una jubilación y pensión, una vejez tranquila… promesa que no se cumplió o que se ve en riesgo con cada cambio en la economía mundial.

Se enfrentan con una vida privada de placeres en comparación a otras generaciones (como la generación actual surcoreana, que está disfrutando de placeres que a la otra generación parecerán vanales), se educaron y formaron en un mundo sin esperanza y sin la seguridad de tener tranquilidad, que hasta la fecha solo ve caos hacia el futuro y una sociedad en decadencia. Si vemos las cosas desde su punto de vista, es muy comprensible su personalidad negativa y complicada.

Son personas educadas bajo el régimen del hombre que tiene poder sobre las mujeres, sobre los más jóvenes y sobre las “razas inferiores” y que de repente se encuentran con madres solteras que van felices al salón de belleza con su hijo gay, con jóvenes que se consideran iguales a sus padres y abuelos y que esperan ser considerados al momento de tomar decisiones importantes en la familia, se encuentran con el aborto, con la fecundación in vitro, con la anarquía, las pizzas congeladas, con el ateísmo, con el Alzheimer, con la tecnología que avanza exponencialmente, con que la palabra “maestro” ha perdido su sentido, con las mangas y el cosplay…

Ahora analicemos nuestro mundo desde su punto de vista:

COSPLAY (vestirse como tus personajes favoritos)


 

K-POP

COMIDA MODIFICADA

COMIDA CONGELADA: 3minutos en microondas y ya tenemos cena!!

DESFILE DEL ORGULLO GAY

AMOR EXHIBICIONISTA

EMOS:

LOS ABUELOS MAS JOVENES:

PUNKS

EUROPA Y CENTROS HISTORICOS ACTUALES:

PADRES ACTUALES:

parent fails horrible 7 Sometimes parenting should come with a set of training wheels (46 Photos)

parent fails horrible 41 Sometimes parenting should come with a set of training wheels (46 Photos)

One Response to “LA GENERACION PERDIDA”

  1. It’s an remarkable post for all the online viewers; they will get benefit from it I am sure.

Comments are closed.

%d bloggers like this: