IR A UNA BUENA ESCUELA SI TE CONSIGUE UN BUEN EMPLEO

Mucha gente dice que el éxito no lo hace la escuela sino el estudiante, pero yo tengo pruebas científicas de que la escuela si esta directamente relacionada con conseguir un buen trabajo. Ahora hijos míos, les contaré una pequeña anécdota que sucedió hace algunos ayeres.

Fui a una entrevista de trabajo que resultaba algo desalentadora, ya saben, de esas que en el anuncio “te prometen las perlas de la virgen” como dice mi mama, y ya que vas te dicen “si pero el anuncio es muy inexacto, en realidad harás el doble de lo que dice ahí con la mitad de sueldo, además aunque ahí dice que sales a las 4, saldrás a las 6 y aunque dice que es de lunes a viernes, será de lunes a sábado y días festivos”.

En fin, me estaba molestando tanta sorpresita, pero solo recordaba las sabias palabras de mi tío “recuerda que hay que empezar desde abajo, nadie empieza en el mejor empleo del mundo” por desgracia inmediatamente después recordaba las palabras de mi primo “yo se que hay que empezar desde abajo, pero no regresar a la esclavitud!!”.

En fin.. controlé mi espíritu libre y rebelde y decidí aceptar y probar suerte.  El primer día del trabajo fue algo confuso, aburrido y no me aclaro ninguna duda, pero poco a poco fui adaptándome y tomándole cariño, especialmente el 3 día, tal vez porque fue día de paga, tal vez por que encontré donde estaba la tiendita. Aun así, no estoy acostumbrada a estar en los últimos escalones de la pirámide, especialmente cuando me dijeron que casi tenía que besarle los pies al Lic. X (de hecho creo que era un diputado). Tampoco me gustaba no saber nada, que no confiaran en mi, que sintieran que no podían dejarme responsabilidades, que me dijeran “yo me encargo de los documentos, tu desenreda esos clips”

En fin.. estaba ahí, buscando que hacer, ya que no estaba dispuesta a convertirme en la secretaria que se pasa el día limándose las uñas y contando chismes, al mismo tiempo luchaba por no dejar que los de más antigüedad se aprovecharan y me enviaran a la tienda por sus cigarros cada 5 minutos. Comencé a conocer a mis compañeros y era muy interesante que todos vinieran de otras ciudades, aunque nadie sabía que yo había ido a las mejores escuelas de mi ciudad =D Eso era realmente molesto, yo quería presumir pero nadie lo captaba >.<

En fin… un día de esos en que no había mucho que hacer, estaba concentrada repitiéndome a mí misma “el cerebro si no se usa se oxida y te vuelves imbécil… haz algo, lo que sea, aunque no te corresponda” Entonces entro el jefe y dijo, “hay que llevar esto con el Inge, pero hasta su oficina, quien va?” Debí suponer algo cuando todos se hicieron los ocupados y los desentendidos, pero yo necesitaba algo que hacer, además de quedar bien… digo.. yo amablemente quería ofrecerme a ayudar, ya que ayudar nutre el alma..

En fin… Dijo el jefe

-Si pero para eso debe ir alguien que sepa mas el movimiento, como Fulanito, pero resulta que nadie sabe donde es, y por mas que le explico, el taradito no entiende, nadie conoce Xalapa!!!

 y yo dije

-Bueno yo soy de Xalapa, tal vez sepa donde es.

-Es atrás de la casa de mamá, a una cuadra.

Y yo O.o?

-Acaso nadie conoce la casa de mama? Que tengo que contratar a un diputado que alguna vez haya ido a casa de mama? Nadie come en restaurantes decentes aquí, si fuera el puesto de tacos de Don Chuy todos lo conocerían, pero ustedes son una bola de nacoooossss!!!

Y yo

-Ehm.. yo si se donde es la casa de mama, es exactamente enfrente de mi escuela, bueno, pasaba por ahí todos los días…

En fin… para no alargar mucho la historia, fuimos al lugar, el susodicho Fulanito buscó un pretexto para irse y me dejo entrar sola, entonces escuche media hora de quejas y mil veces “ya no seré su cliente nunca más!!” De alguna manera logré solucionarlo, y cuando regresé y le dije al jefe las buenas noticias logré una gran ventaja que rápido se convirtió en un ascenso.

En fin… Ahora que lo pienso, si el jefe sabia donde era y que era un cliente molesto a punto de irse, porque no fue él? Digo… que ahora que lo pienso, si yo no hubiera ido a esa escuela, no hubiera pasado por esa calle todos los días, no hubiera visto que exactamente enfrente esta el restaurante “la casa de mamá” (que tiene fachada de una verdadera casa, no de restaurante) que esta muuuuuy por arriba del nivel económico de nosotros la clase trabajadora, tal vez por eso nadie lo conocía, o tal vez porque todos eran de otro estado y habían llegado al otro lado de  Xalapa a trabajar día y noche.

En fin… ese hecho aislado, sumado que conocía muy bien ese callejón que está entre el parque los Tecajetes y el cine, (el cual no conocía. Solo había escuchado que ahí se iban los malos estudiantes cuando se escapaban de clases) donde también tuve que ir a “recuperar” otro cliente, ambos ligados a mi querida escuela, fueron la causa por la que subí los escalones de esa pirámide tan rápido.

Moraleja: Una buena escuela me fue muy útil para conseguir un buen empleo =D

Comments are closed.

%d bloggers like this: