NIÑA TEHUANA

DESCRIPCIÓN DE LOS ELEMENTOS MAS COMUNES EN LAS PINTURAS DE FRIDA KAHLO

El cuadro “La Frida Mexicana” está dividido por el Sol y La Luna. Frida usualmente es representada por una niña tehuana, ella reconoce sus raices indigenas. El Sol como símbolo de lo masculino. La Luna como símbolo de lo femenino. Ella al centro, la bisexualidad.

La Luna:
Femenina, cambiante, llena de facetas, de cicatrices, golpeada por los meteoritos. La Luna, a pesar de ser mas pequeña, nos protege, poniéndose ella como escudo ante los peligros. La Luna, más cercana pero menos brillante. Sin luz propia, solo es el reflejo del Sol – Diego. La Luna es fría, entonces la niña necesita un abrigo grueso, una protección para ese frío.

El Sol:
Diego. Su todo. Su mundo gira alrededor de él. Para ella, él es el centro del universo, lo principal, grande, ardiente, quemante… Si el calor del Sol se vuelve insoportable, ella se refugia en la Luna, pero aun así la noche es oscura, no brilla tanto como Diego. Diego lo ilumina todo, sin importar cuan lejos está.

Ahora Frida siente la Luna fría, pequeña. Regresa al Sol. El Sol arde de celos y quema todo a su alrededor, dejándola en un desierto, donde no puede crecer nada, porque él lo quema todo en un segundo, lo destruye todo, lo bueno y lo malo.

Aunque el Sol siempre está ahí  aunque ella puede sentir su calor, no tiene acceso a él completamente, no puede abrazarlo con todas sus fuerzas sin sufrir en el intento, no puede retenerlo, no puede evitar que él se aleje o regrese.

Él no mira, no siente, no se mueve en otra dirección, solo destruye. Al principio dio calor, pero ahora está en lo más alto. Entre mas alto está, mas daño hace. Aun así ella no se quita el abrigo, en cualquier momento el Sol se irá y volverá la fría Luna. Poco a poco Diego va quemando todo. Ella no lo soporta más y regresa a la Luna, ya no la siente fría  pero mira a su alrededor y todo sigue siendo un desierto. Las plantas necesitan del Sol para crecer… Sin un Sol, ella no puede dar vida.

Piedras:
Frida, cansada y decepcionada se sienta sobre La Piedra Volcánica, creada por lava ardiente que salió del corazón de la tierra y que por falta de calor, enduró y ahora esta ahí, firme, fría, tal vez esconda insectos, pero solo es una piedra pequeña. Con todo es una buena base. Es una protección  para no tener que pisar la arena. No es bueno que una niña camine descalza sobre arena ardiente.

Rosas:

Simbolizan su corazón, su amor, su fragilidad. Ella las protege con gran cuidado y delicadeza, sin entregarlas. Lo desea, pero no puede. Sabe que el Sol las quemaría, las secaría en segundos, ya lo ha hecho, su Sol no sabe tratar a las flores, su Sol lo destruye todo. Pero no hay nada más. Sabe que necesita un Sol. Las flores se alimentan de él. Tampoco puede entregarse a la Luna, es demasiado fría, ademas no brilla tanto, no las merece, que lástima desperdiciar tan bellas flores en una simple luna, el Sol es más grande, pero las destruiría en un segundo…

La Niña:
Como una Mona Lisa, la niña no mira más alto, no mira hacia abajo, mira al frente, sin interés. Ella se mantiene fuerte, no llora, no se queja pero tampoco lo acepta. No pierde su postura, incluso mantiene cierta coquetería, a pesar de no poder dar un paso. Por ahora no puede huir, está descalza, no puede caminar sobre la arena ardiente y la noche es demasiado oscura e insegura, la Luna no brilla lo suficiente. A pesar de la fuerza inquebrantable que muestra, ella aun es una niña, inocente, tierna, con necesidad de cuidados y cariño, con miedos, con ilusiones… Frida abraza el ramo de delicadas rosas.

El Avión:
El avión muestra el lado moderno de su mundo, la habilidad de tener alas para viajar, para huir, para regresar, para escapar del Sol y sus efectos (como tener que caminar en la arena ardiente). Ella protege su avión, lo cuida, lo abraza con afecto. Sabe que siempre necesitará de un avión.

Piramide:
Las pirámides muestran lo arcaico, las raíces de Frida, una poderosa cultura, capaz de construir grandes templos a sus dioses, capaces de reconocer la grandeza del Sol y la Luna, capaces de dejar un legado tan fuerte y rico que perdura a través de los siglos. Frida siempre admiró a las culturas prehispánicas, que al igual que ella, intentaban llegar al cielo y volar.

Desierto:
El desierto simboliza su sentimiento de soledad, de desesperanza y abandono. Alrededor no hay anda ni nadie. Ella está sola, sin importar hacia donde camine. A veces hay un sol, a veces hay una luna, a veces se ve a lo lejos una ciudad a donde ella no quiere ir. Sabe que esa tierra no dará frutos, nada nacerá de ella. Siempre estuvo sola y está destinada a estar sola. No hay una sombra, no hay un árbol que el de abrigo, no hay nada ni nadie para refugiarse.

Perros Xolozcuintles:

En las culturas prehispánicas estos perros eran considerados los guías para cruzas al mas allá. Todos debían tener su perro de compañía en esta vida que les ayudaría para pasar a la otra. Se decía que al morir uno se ve frente a un río que debe cruzar, pero es fácil ser arrastrado por la corriente, entonces nuestro perro comienza a cruzar por una zona segura, debemos seguirlo y llegaremos a salvo a la siguiente vida. Estos perros también eran considerados una bendición.

Además ella reconocía su gran fidelidad e inteligencia, muchas veces menospreciada, por eso suele dibujarlos del lado de la Luna, para remarcar su sensación de que las mujeres son fieles y leales mientras los hombres no.

EL ABRAZO DE AMOR DE EL UNIVERSO, También conocido como “Diego, yo y el Sr. Xolotl” (Éste era el nombre de su perro): El Cielo, La Madre Tierra, Frida abrazando al bebé Diego. Han logrado una armonía tal, que el desierto ha dado frutos y ha dado vida, cactus y espinas, pero ha comenzado a dar vida, gracias al alimento, que es la leche materna que fluye como un río que va cubriendo de verde cualquier lugar por donde pasa. Se ha aceptado la dualidad del sol y la luna. Sus raíces están mas fuertes que nunca, con abundantes y complejas. A sus pies ella tiene un perro xolozcuintle, fiel y dócil. El pequeño Diego aun tiene en sus manos el poder del fuego, ella no le teme. Cambien tiene un tercer ojo, se vuelve sabio, ve mas, comprende mas, ya no es un simple mortal. Esta es su cualidad principal: su capacidad de ver lo que los demás no ven.

Cejas:

Una gran característica de Frida son sus cejas, señal permanente de su libertad. Frida es conocida como una de las grandes precursoras del feminismo, ella siempre decía que las mujeres estaban dispuestas a lastimarse y mutilarse para parecer mas “bellas” ante los ojos de los hombres y la sociedad, lo que le parecía una gran tragedia. En una ocasión en Francia, había una reunión donde se encontraban hombres y mujeres de sociedad, cuando la vieron llegar con sus trajes típicos  trenzas y sus cejas, comenzaron a burlarse de ella, Frida les respondió diciendo que ella no seria presa de estereotipo, un corset, unas zapatillas o de la simple sociedad.

Que ella sería libre y así libre tenia a su lado a uno de los hombres mas admirados del mundo, tenia amor verdadero, tenia felicidad y todo lo que un ser humano puede pedir, mientras otras mujeres se dedican a parecer mas bellas y que por mas que lo intentan se sienten solas y sin autoestima. Les cerró la boca con un par de frases.

Ella siempre dijo que si estaba delgada era por sus enfermedades, no por que intentara tener cierto cuerpo, que Diego la amaba con cicatrices, en una silla de ruedas, sin pierna y con su montón de defectos, por que así como ella amaba a Diego siendo mayor que ella, con sus ojos deformados por el hipotiroidismo, y con su otro montón de defectos, entonces lo lógico es que a ella se le debe amar tal y como es.

A partir de ahí  ella siempre se pintó con sus cejas naturales, a veces eran cejas, a veces eran dos alas negras, por que decía que simbolizaban las alas de su mente, una mente libre, sin ataduras ni cadenas estúpidas  que cuando a una mujer se le pide que se arranque las cejas, es como pedirle que destruya sus propias alas, arrancando una pluma a la vez.

Ella siempre decía que lo que había entre sus cejas era lo que estaba en su pensamiento en ese momento. Muchas pinturas tienen a Diego, otras tienen una mazorca, un ave, un tercer ojo, flores etc.

Flechas:
Las flechas muestran las infidelidades de Diego, son las heridas que ha sufrido a su lado. Unas mas pequeñas, otras mortales. Ella a veces se muestra como un venadito indefenso e inocente, con grandes cuernos (literalmente), ella se ve llena de heridas y desangrándose, como si Diego jugara al cazador y la hubiera elegido como su victima.

* * *


A los lados no hay nada, el Sol lo ha destruido todo, la Luna no pudo hacer renacer nada. No hay estrellas. Todo lo demás es insignificante para ella. Lo más importante en el cuadro, después de Frida, son el Sol y la Luna. La Luna llega cuando el Sol se va, ese Sol que ahora no se mueve, pero aún así va y viene. En el día está y unas horas después ya no. Está y se va, quema y deja enfriar, llega e ilumina todo, se va y la deja en oscuridad.

La niña sigue sobre su tierra destruida por el Sol, sin olvidarse de sus antepasados, de las raíces que salen bajo sus pies, ella sigue usando su ropa típica, sus peinados, tal como Frida. Ella no cambia.

Con el Sol o la Luna, Frida es la misma, una niña con manos y pies delicados que nunca tuvieron que esforzarse o trabajar y ahora esta ahí, sola por culpa del Sol, descalza, cansada, decepcionada  sin poder huir en su pequeño avión, solo puede esperar, bajo la fría Luna y el Sol arrasador.

***

La sexualidad de Frida ha sido muy controversial. Hasta hace poco, era difícil que se aceptara abiertamente el hecho de que Frida mantuviera relaciones con mujeres. Es un hecho que Frida amó a los hombres pero ¿Habrá amado con tal intensidad a una mujer también ?

Desde muy joven, cuando iba en la secundaria Frida tenia un grupo de amigos de hombres, vestía como ellos, tenia actividades de hombres y su conducta era como la de un hombre. Esto era muy escandaloso tomando en cuenta que eran principios del siglo pasado.

Sumado a esto, está el hecho de que su madre le había abandonado y nunca le mostró cariño alguno, dejándola con una nodriza indígena desde muy pequeña. Esta es una de las razones por las que Frida siempre remarca sus raíces indígenas y su gran admiración hacia las madres mexicanas, por ser tan entregadas y cuidadosas. Ella también admitió que en el fondo, siempre sintió que estaba esa niña con necesidad de amor maternal, de cariño y de cuidados que pudieron verse reflejados al buscar refugio en otra mujer. 

Con todo no hay evidencia de que ella sintiera alguna atracción por las mujeres. Fue hasta muchos años después, cuando Diego le fue infiel con su hermana (la mayor herida que ella pudo haber sufrido), que su reacción fue cortarse el cabello, vestirse de hombre y comenzar a tener aventuras con mujeres. Al parecer eran solo encuentros casuales sin importancia.

En este sentido, pareciera que Frida se sintió cansada de los hombres, del rol que ellos llevaban y el rol que las mujeres tenían. Viéndose en desventaja, buscó cambiar los papeles y quedar en una situación mas beneficiosa para ella.

Después de este suceso, Frida iba y venia con Diego, por temporadas se sabe que tenia alguna relación con grandes mujeres feministas como ella. Mujeres en la misma situación. Pero de esto no se sabe mucho, se podría decir que son rumores.

Además que cuando se encontraba con alguna mujer que estuviera en problemas, que no tuviera casa o estuviera en peligro por alguna razón, Frida la llevaba a su casa y ella solia decir que además de cubrir sus necesidades basicas como son techo y alimento, curaba sus heridas emocionales y procuraba que se sintieran amadas y cuidadas. Se sabe que ella admiraba mucho la belleza de la mujer mexicana y de la piel morena en tiempos muy racistas. Realmente amaba a las mujeres indígenas mexicanas.

DESPUÉS DE ESTO, ES MAS FÁCIL ENTENDER Y APRECIAR MUCHAS DE LAS PINTURAS DE FRIDA:

Allá cuelga mi vestido o New York, 1933

Self-Portrait with Diego on My Breast and Maria between My Eyebrows

by: Izaqui

Comments are closed.

%d bloggers like this: