EL TIBURON, LA REMORA Y YO

 
 

EL TIBURON, LA REMORA Y YO

EL ERA UN TIBURON, ADMIRABLE, HERMOSO, PERO A LA VEZ VORAZ Y PODEROSO. LOS PECES SE ESCONDIAN DE EL, PARA NO ENFADARLO, PERO CUANDO LO ENCONTRABAN DE FRENTE, ELLOS, CHIQUITOS A LOS OJOS DEL TIBURON, SE ALEJABAN A LA VELOCIDAD QUE LES DABAN SUS ALETAS, IGUAL DE PEQUEÑAS. LOS SERES DEL MUNDO MARINO LO JUZGABAN DE CREIDO, VANIDOSO Y GLOTON, SOLO QUE EL NO LO SABIA, NO SABIA QUE INCLUSO LO VEIAN COMO CRUEL O APROVECHADO.

EL TIBURON ERA FELIZ, CREIA QUE DEMOSTRANDO SU PODER Y GRANDEZA ANTE LOS PECESITOS CHIQUITOS SERIA ADMIRADO Y RESPETADO… PERO NO ERA RESPETADO, ERA TEMIDO, A SUS ESPALDAS DECIAN LO PEOR DE EL, YO LOS ESCUCHABA, DECIAN ADMIRARLO, PERO TODO ESTABA VACIO, EL NO ERA ADMIRABLE, NI MAS GRANDE NI IMPORTANTE, EL ESTABA AHI POR QUE LOS NECESITABA. NECESITABA DE LOS PECESITOS PARA VIVIR, SE ALIMENTABA DE ELLOS.

EL TIBURON DEBORABA PECES SOLO CUANDO TENIA HAMBRE. CUANDO LOS NECESITABA. NADIE HABIA OBSERVADO ESO HASTA QUE UN DIMINUTO PEZ, CHIQUITO CHIQUITO, LO MIRO DETENIDAMENTE EN EL MOMENTO EN QUE EL RONDABA.

ASI ERA EL, UN GIGANTE MUCHO MAS GRANDE QUE YO, NO SOLO POR SU TAMAÑO Y ESTATURA, YO ERA UN PECESITO, PERO QUERIA SER TIBURON, ASI, PODEROSO COMO EL, QUE SOLO LLEGABA A SACIAR SU HAMBRE, SIN TENER QUE PEDIRLE NADA A NADIE.

YO LO MIRABA, ADMIRABA SUS OJOS. SU BOCA LLENA DE COLMILLOS QUE TODOS TEMIAN, A MI ME DABAN RISA… PERO AUN ASI LO ADMIRABA Y LO VEIA INCLUSO TIERNO. TODOS DECIAN QUE ERA FRIO, PERO NO, EL NO ERA FRIO, ERA TIERNO, YO LO VI, YO LO OBSERVE COMO NADIE MAS, YO LO SEGUI, LO ESPIE, LO ADMIRE Y QUISE SER COMO EL. ENTONCES LO VI, SACIANDO SU HAMBRE CON LOS PECESITOS A MI ALREDEDOR, NO HABIA PROBLEMA, YO TAMPOCO LOS QUERIA.

PENSABA: MI TIBURON! TAN PODEROSO, NADIE SE BURLA DE EL! EL ES ASTUTO, NO SE DEJA UTILIZAR, EL ES EL REY AQUI, SE ALIMENTA DE TODOS PERO NADIE LO USA A EL.

ENTONCES ABRI MAS MIS OJITOS DE PEZ CHIQUITO CHIQUITO Y LO VI: UNA REMORA ADHERIDA DE SU COSTADO, COMIENDO DE EL! USANDOLO. UNA REMORA SE ESTABA COMIENDO A MI TIBURON! Y EL NO HACIA NADA! LA DEJABA ESTAR AHI, VIVIENDO DE EL, OPACANDO SU HERMOSURA, SU PODER, EL, QUE TANTO CUIDABA SU IMAGEN Y LA MANCHO CON UNA REMORA! ARRUINO TODO POR UNA REMORA!

NO LO PODIA CREER, MI CORAZONCITO DIMINUTO Y TIERNITO DE PEZ CHIQUITO CHIQUITO, LATIA Y LATIA, A PUNTO DE ESTALLAR. NO LO PODIA CREER. LA TRISTEZA ME INVADIO Y PENSE:

“YO SOLO SOY UN PEZ CHIQUITO, PERO OBSERVO Y LO VI, LO ADMIRE, LE TEMI, ASI COMO TODOS, LO VI COMO UN TITAN, PERO LO OBSERVE TANTO, QUE VI A LA REMORA, NO DEBI OBSERVAR TANTO, DEBI DEJAR QUE ESE TIBURON ME COMIERA DE UNA MORDIDA Y QUEDARME CON LA BUENA IMPRESION Y PODER DECIR ORGULLOSA:

-HE SIDO ATRAPADA POR UN GRAN TIBURON, FEROZ Y AGIL!

Y SABER QUE YO LO ALIMENTARIA PARA QUE SIGUIERA ASI DE BELLO Y ADMIRABLE”

PERO CUANDO VI A LA REMORA, ME ENOJE TANTO. YA NO ERA MI TIBURON GRANDE GRANDE, AHORA ES UN ESTUPIDO QUE SIEMPRE TRAE A SU HORRIBLE REMORA A UN LADO, EL CAZANDO AUDAZ Y ELLA ARRASTRANDOSE A SU LADO, SE VE ESTUPIDO ¿COMO PUEDO ADMIRAR ALGO ASI? CREE QUE SE COME A LOS DEMAS PECES, PERO LA REMORA LO ESTA COMIENDO TAMBIEN A EL. VIVE DE EL, LO USA, PARA SACIAR SU HAMBRE DE… NO SE… NO SE QUE QUIERE… ¿HAMBRE DE QUE? ¿DE QUE SE ALIMENTA UNA REMORA? ¿POR QUE LO ELIGIO A EL? A MI TIBURON, NO ERA NECESARIO QUE USARA A MI TIBURON, CON UNA PIEDRA ERA SUFICIENTE. ¿POR QUE MI TIBURON SE DEJA USAR ASI? SI YO QUE SOY UN PECESITO CHIQUITO CHIQUITO NO ME DEJARIA.

SEGUI OBSERVANDO Y MI COLERA SEGUIA AUMENTANDO, ASI COMO MI TRISTEZA Y ESA PRESION EN EL CORAZON. LA REMORA SENTIA QUE TODO SE LO MERECIA PERO DISIMULABA. SABIA QUE SOLA NO SOBREVIVIRIA EN ESE MUNDO MARINO: TENIA MIEDO, ERA DE NATURALEZA COBARDE, POR ESO SE OCULTABA EN MI TIBURON. TENIA MIEDO PARA BUSCAR SU PROPIA PRESA, ERA VANIDOSA, SE CREIA PERFECTA, SE CREIA DESCENDIENTE DE UN GRAN TIBURON, NO TAN FEROZ PERO SI IGUAL DE INTELIGENTE, AGIL Y PERFECTO… SIEMPRE ASI. SE VEIA PERFECTA. ILUSA. ELLA ES SOLO UN PARASITO MAS. EN MI MAR, ES SOLO UN PARASITO MAS.

ASTUTA, SIEMPRE PEGADA AL COSTADO DE MI TIBURON, MIENTRAS EL NO SABIA LO QUE PASABA, PERO ELLA SABIA QUE SI EL SE LLEGABA A DAR CUENTA, LA DEVORARIA SIN PIEDAD. POR ESO SE OCULTABA Y ERA HUMILDE. PERO A SOLAS SE REIA DE EL. LO VEIA COMO UN TONTO, SIN IMPRESIONARLE SU TAMAÑO NI VORACIDAD. LO CONOCIA DEMASIADO BIEN. SUS DEFECTOS Y DEBILIDADES.

YO QUE OBSERVO CON MIS GRANDES OJOS DE PEQUEÑO PEZ, (POR QUE MIS OJOS SON CHIQUITOS, PERO GRANDES Y BONITOS EN COMPARACION A LOS OJOS DE OTROS PECES DE MI EDAD Y TAMAÑO) YO, QUE SOY UN PEZ CHIQUITO CHIQUITO, ME ARME DE VALOR, DECIDI COLOCARME FRENTE A MI TEMIBLE TIBURON, QUE YO CONOCIA Y POR ESO LE TEMIA, SABIA SUS REACCIONES VIOLENTAS. LO DETUVE MIENTRAS COMIA, ME PUSE FRENTE A EL Y LO MIRE, LO MIRE FIJAMENTE, NO BAJE LA MIRADA, LO MIRE CON FUERZA, CON TERNURA, CON COMPRENSION Y LE DIJE

– MI TIBURON, ESTOY AQUI.

SOY UN PEZ, PERO SI FUERA HUMANA, MIS OJOS SE HUBIERAN MOJADO Y HUBIERAN ESCURRIDO LAGRIMAS. PERO DEBIA SER FUERTE Y ME PREPARE, ABRI MAS MIS OJITOS DE PEZ CHIQUITO Y POCO CONOCEDOR DE ESTE MUNDO BAJO Y MARINO Y NO DEJE DE MIRARLO, HASTA QUE EL OBSERVO BIEN QUE MIS OJOS LE DEVOLVIAN COMO ESPEJO LO QUE OCURRIA A SU COSTADO. ASI SORPRENDIO A LA REMORA COMIENDO TRANQUILA DE SU CUERPO. EL TIBURON COMPRENDIO MI ASTUCIA DE OBSERVADOR Y MI AMOR DE PEZ PEQUEÑO Y ME RESPETO, POR QUE VIO QUE TUVE VALOR DE MOSTRARLE LA REALIDAD DE UNA FORMA QUE PODRIA COSTARME LA VIDA, PUDE HABER MUERTO EN SUS RECUERDOS, PERO NO, MI TIBURON NO ME FALLO: SE QUEDO QUIETO PENSANDO QUE LA REMORA LO SABOREABA LUJURIOSA Y COMIA DE EL A TODA HORA Y SORPRESIVAMENTE SE TRAGO A LA REMORA Y SACIO SU HAMBRE.

EL TIBURON ME MIRO A LOS OJOS. SE VEIA ASUSTADO. AHORA YO, PEQUEÑO PEZ, LO MIRABA FIJAMENTE Y EL, EL GRAN TIBURON, ME MIRABA TEMEROSO. CONFUNDIDO SE MARCHO Y DIO VUELTAS POR AHI, NADANDO Y ALEJANDOSE, REGRESANDO, CONFUNDIDO, ME MIRABA LLENO DE PREGUNTAS.

LLEGUE A PENSAR QUE DEBIA DEJARME COMER POR EL, ESA ES LA LEY, VES QUIEN TE GUSTA Y TE DEJAS COMER, ESE ES EL CICLO ALIMENTICIO, EL SE ALIMENTA DE TI Y TU LE HACES BELLO Y PODEROSO. DUDE POR UN MOMENTO, PERO AL FINAL NO QUISE. VI COMO POCO A POCO MI TIBURON REGRESO A LA NORMALIDAD Y YO ALETEE DE FELICIDAD POR TODO EL OCEANO.

MAS TARDE FUI DEBORADO POR UN PEZ MAS GRANDE, NO ERA UN TIBURON, ERA UN PEZ, COMO YO, QUE TAMBIEN HABIA SIDO UN PEZ CHIQUITO CHIQUITO, COMO YO. ME DEJE COMER POR EL GUSTOSO. YO LO SABIA. DEBIA PASAR. ES LA LEY. EL PEZ QUE ME INTEGRO A SU CUERPO ERA REALMENTE HERMOSO, DESPEDIA LUZ PROPIA Y YO AUMENTE LA INTENSIDAD DE ESA LUZ, PEZ AL FIN, SIEMPRE LE PRESTE MIS GRANDES OJOS DE PEZ CHIQUITO, QUE EL OBSERVABA SIEMPRE, PARA ESTAR A SALVO. ASI LO CUIDE, COMO UNA VEZ CUIDE A MI TIBURON.

 

 

Comments are closed.

%d bloggers like this: