LOS HIJOS QUE ROBAN

Aunque el robo pueda parecer como un regalo que una persona se hace a ella misma, en realidad es autodestructivo y casi siempre se vuelve una adicción. Es más, los adictos a las drogas que roban dicen que les resulta tan difícil dejar de robar como dejar de consumir drogas.

Se identifica a dos tipos de ladrones: a) los profesionales y b) los que no son profesionales.

Los robos no profesionales raras veces tienen que ver con la avaricia, la pobreza o los valores. Tienen que ver más bien con individuos con necesidades y conflictos personales. Estas personas saben distinguir lo que es bueno de lo que es malo, saben que existen consecuencias y muchas veces tienen el dinero para pagar, pero de todos modos siguen robando. Tienden a robar cosas que no necesitan y que algunas veces ni siquiera usan. Por lo general tienen el dinero para pagar por el artículo que se llevan, raras veces planean su robo con anticipación y nunca tratan de vender lo que se llevan para tener una ganancia.

Los profesionales roban como una forma de vida o para conseguir dinero para pagar las drogas que consumen, para mantener un “estatus” y por muchas otras razones que describiremos más adelante.

En la infancia:

Los padres deben de hacer un esfuerzo en darle suficiente reconocimiento al niño como miembro importante de la familia para que con el tiempo no desarrolle sentimientos de inferioridad o desplazo que lo lleven al robo y otras actitudes dañinas.

Si los padres toman las medidas adecuadas, en la mayoría de los casos el robo cesa según el niño va creciendo, el detalle que los padres mas deben de cuidar para terminar este comportamiento definitivamente, es asegurarse que el niño no se beneficie del robo bajo ninguna circunstancia, para que entienda que es malo y que las consecuencias son perjudiciales e inmediatas, además de dejarle en claro que su comportamiento es inaceptable y terminar el tema ahí, sin reproches, sermones ni pronosticar una repetición del evento en el futuro. Cuando el niño ha pagado o ha devuelto la mercancía robada, los padres no deben de traer de nuevo el caso, de manera que el niño pueda comenzar “en limpio” otra vez.

Si el niño roba persistentemente y los robos continúan a pesar de haberse tomado estas medidas, el robar probablemente es el resultado de un problema mayor en el desarrollo emocional del niño. El niño debe ser llevado a un psicólogo infantil o psiquiatra de manera ineludible. Al tratar a un niño que roba persistentemente, el psiquiatra de niños y adolescentes diagnosticará las razones reales por las cuales el pequeño tiene una necesidad de robar y planificará un programa de tratamiento. Algunos aspectos importantes del tratamiento son el ayudar a su hijo a aprender a establecer una relación de confianza, y el ayudar a la familia para que apoye al niño en una trayectoria positiva de desarrollo ya que los niños que roban repetidamente tienen dificultad para confiar en los demás y para establecer buenas relaciones con otros por que en vez de sentirse culpables, ellos culpan a otras personas por su comportamiento alegando que, “ya que ellos se niegan a darme lo que necesito, yo lo tomo”.

Otro punto que el psiquiatra analizará es que el robar no es un hecho aislado, frecuentemente, robar en la tienda del barrio es un patrón de comportamiento familiar. Muchas veces es aprendido del padre, cuando para la madre es imposible enseñar valores teniendo el mal ejemplo persistente del padre, pero muchas otras, es la misma madre la que roba descaradamente frente a sus hijos e incluso hay padres que los entrenan para ello, para que le ayuden tanto a robar como a ocultar cualquier tipo de evidencia. Muchas veces esta conducta es normal en casa, por ejemplo la madre enseña a sus hijos a robar o chantajear al padre, o el padre usa sobornos para conseguir que los niños no digan ciertas cosas a la madre.

Esto tiene consecuencias mucho mas graves y a largo plazo de lo que los padres pueden ver en ese momento, ya que elimina el valor de la lealtad en el niño, como consecuencia, también elimina el sentido de seguridad, de cariño y de consideración hacia los demás, aprende que debe buscar sólo su beneficio y que los demás harán lo mismo, transformando el hogar en una selva donde el fuerte se come al débil y siempre hay que esperar una puñalada por la espalda. Tal sensación de inseguridad y hostilidad desencadena toda una serie de problemas que afectaran al niño por toda su vida, hasta que se tomen medidas serias.

 

En la Adolescencia:

De acuerdo con Retailer News Online, una tercera parte de los ladrones de tiendas que son aprehendidos tienen entre 13 y 17 años. De hecho, en una encuesta, 89% de los adolescentes aseguró que conocía a otros jóvenes que robaban en tiendas, y casi 66% dijo salir con ellos sin ver tal cnducta de manera negativa.

Los adolescentes profesionales tienden a robar cosas que, o no pueden pagar, o tienen prohibido comprar, como CD, cosméticos, ropa, cigarro, alcohol y productos electrónicos de consumo. Muchos otros incluso roban cosas que podrían comprar fácilmente. ¿Por qué?

“Pienso, `podría gastar mi dinero en eso, pero prefiero conseguirlo gratis, así ya tengo dinero para gastarlo en cosas que mis padres no saben que estoy comprando: drogas, cigarros, condones, piercings, tatuajes, etc.” afirmó una adolescente. Pero hay mucho más.

Aunque hayan aprendido que el robar es malo, los niños mayores y los adolescentes roban por varias razones. El robo de los adolescentes puede ser asociado con la ausencia de una supervisión apropiada en cualquiera de las etapas de su desarrollo, es muy común cuando hay una mala afiliación maternal o un aumento de la familia demasiado rápido como para permitirle al niño adaptarse. Un joven puede robar para tener cosas iguales a las de su hermano o hermana, quien aparentemente es favorecido con regalos y cariño.

En la pubertad e inicio de la adolescencia muchos chicos roban como una manera de demostrar autonomía en sus decisiones, de que pueden tomar riesgos y asumir las consecuencias, saliendo victoriosos. Para ellos es una muestra de destreza, inteligencia y astucia, cualidades que sienten carecer ante los ojos de sus padres. Algunas veces, el joven puede robar como muestra de valentía ante los demás, o para hacerle regalos a otra persona (incluso a sus padres) y así aumentar su popularidad con el grupo. Buscan sentirse queridos y admirados por otras personas para sustituir la falta de aceptación por parte de sus padres.

Robar puede ser un logro que le levanta el ánimo a un adolescente que está deprimido o enojado por lo que está ocurriendo en su vida. Para algunos, el robo es una especie de “sustituto de una pérdida”, porque sienten que han sido injustamente privados de algo (por ejemplo, si sus padres se divorciaron).

Para otros, es “un pago justificado” por todo lo que le dan a otros y por lo poco que en algún momento recibieron a cambio de un gran esfuerzo. Es muy común en los jóvenes que aspiraban a estudiar la universidad, graduarse y conseguir un gran empleo en una empresa de prestigio y en algún punto del camino sienten que es un sueño imposible y se llenan de frustración.

Algunos adolescentes roban por el temor a una dependencia; ellos desean no tener que depender de nadie, de manera que roban lo que necesitan. Ellos necesitan cierta cantidad de dinero para mantener sus gustos y necesidades, pero si no logran un empleo que las cubra todas, ya no quieren pedirle dinero a sus padres, mostrarse incapaces o depender de ellos, tampoco quieren que sus padres vean que no han logrado salir adelante por si solos, entonces roban y muestran el dinero extra a todos fingiendo que lo han ganado limpiamente. Lo cual tarde o temprano siempre sale a la luz.

Para mantener esta sensación de bienestar e identidad ellos requieren un constante flujo de provisiones: desde atención de otra gente, sexo, drogas, o comida. Las cuales van en aumento y son cada vez mas demandantes. Obligando al joven a robar cosas más valiosas. En este punto ya han creado tal dependencia que cuando no consiguen el dinero y tales provisiones no se ven en un futuro próximo, ellos se consternan, llegando a enfurecerse o transitoriamente psicotizarse, pasando etapas de crisis igual o más fuertes que cuando se le retira la droga a un adicto. Al perder una visión objetiva de su mundo, su comportamiento se vuelve aun mas delictivo, asociado con esfuerzos desesperados para asegurar sus provisiones (supplies) y adormecer sus sentimientos inutilidad (emptiness), en un 86% de los casos, su principal obstáculo para dejar su adicción a robar son las dificultades para proveerse en el consumo de drogas y su dependencia a la aceptación de otros delincuentes, en este punto ya no tienen manera de separarse del grupo sin consecuencias extremas.

En Conclusion:

Es normal que un niño pequeño tome algo que excite su interés o que le llame la atención. Esto no se puede considerar como robo hasta que el niño sea suficientemente mayor, generalmente de tres a cinco años y pueda entender que las cosas pertenecen a una persona en particular. Los padres tienen que educar de forma activa a sus niños acerca de los derechos a la propiedad y la consideración hacia los demás desde que el niño es muy pequeño. Los valores que se enseñan en casa son fundamentales para que el niño aprenda a vivir en un ambiente de respeto mutuo.

Los primero que deben hacer los padres es preguntarse si es que su hijo ha robado por la necesidad de recibir mayor atención. En tales casos, puede estar expresando ira o tratando de “cobrárselas” con sus padres o con la persona a la que le ha robado y el objeto robado se convierte en un substituto del afecto o un equivalente a la atención “robada” al niño en primer lugar.

Las medidas que deben tomarse varían de acuerdo a la edad de su hijo y de lo que lo llevó a robar. No se tomará la misma medida para un niño que roba un dulce en la tienda a un joven que roba objetos de su casa para pagar sus drogas.

 Si el niño es pequeño debe ser llevado inmediatamente al psicólogo quien a base de charlas y terapia le ayudará tanto a usted como a su hijo a corregir cualquier deformación de la realidad del niño.

Si se trata de un joven o incluso ya de un adulto (si su hijo es mayor de edad), se debe recurrir a centros de ayuda y rehabilitación, donde también se les dará terapia intensiva. Entre mayor es la persona, mas difícil es el tratamiento, en caso de adolescentes y adultos, muchas veces es necesario que el paciente sea internado por al menos 3 meses, donde llevará una desintoxicación tan intensa y desgastante como si fuese adicto a las drogas (el robar hace que el cuerpo produzca adrenalina, sustancia que tiene casi los mismos efectos que cualquier droga sintética).

Los padres deben entender que el robo no es un hecho aislado, es una cadena de situaciones, incluso puede ser ya un estilo de vida para su hijo adolescente. Por lo tanto no será erradicado con medidas simples ni en cinco minutos. Es un proceso largo, a veces cansado, cuya base es el ejemplo de los miembros más cercanos, de la enseñanza de valores y de hacer entender al joven, que el robar es una acción inaceptable, bajo ninguna circunstancia, que va en contra de cualquier organización social y que sus consecuencias son malas e inevitables. Los padres deben recordar no darse por vencidos, no desesperarse y siempre pensar en el bien de sus hijos a largo plazo.

About these ads

10 Responses to “LOS HIJOS QUE ROBAN”

  1. Tengo una sobrina adolescente que sustrae objetos de tiendas comerciales, ella tiene una vida compleja pues su madre padece esquizofrenia, su padre nunca la reconoció, sus abuelos (mis padres) están divorciados lo que les facilita enajenarse de los problemas, no los quieren ver por un lado, y por el otro, no se quieren meter por que no sienten autoridad, ni tampoco se generó un lazo de respeto para establecer alguna postura de ejemplo. Yo siempre he sido una persona muy dura de carácter y aunque no es mi hija he tratado de vigilarla por todos los peligros que uno a traviesa cuando esta desarrollándose. He tratado por una u otra manera de hacer ver a todos que ella necesita ayuda, que no es suficiente con llevarla al psicólogo y pensar que se van a solucionar las cosas por mismas. Ella sigue con las mismas conductas, ahora ya obtiene acceso no autorizado a los wifi. Estoy desesperada por que no sé que hacer. Un tiempo mi sobrina acudió un tiempo a terapia psicológica pero temo que no funcionado, es más, ya la han dado de alta. Ya no tiene citas semanales, sólo en caso de ella necesitara la sesión. Creo que ella ha aprendido a manipular no sólo a mi madre que es con la que vivimos, sino también al propio terapeuta. Creo que es algo que va creciendo más y más, temo por las consecuencias para ella que esta muy muy joven.

  2. HOLA: MI HIJO NOS HA ROBADO DINERO, JOYAS Y SE HA GASTADO UNA VEZ EL PAGO DE LA COLEGIATURA. DICE QUE LO GASTÓ EN ANTOJOS SIN IMPORTANCIA, PERO EN CASA SE LE PROPORCIONA LO NECESARIO. COMIDA , VESTIMENTA, DIVERSIONES, DINERO, NO EN ABUNDANCIA, NO SOMOS RICOS, NO HAY PROBLEMAS MATRIMONIALES Y TODO PARECÍA ESTAR EN ARMONÍA, SU HERMANA Y EL SE QUIEREN MUCHO, SU PAPÁ ES CARIÑOSO CON ÉL, PARECÍA QUE CONMIGO HABÍA CONFIANZA, ME PLATICABA SU VIDA SENTIMENTAL, LAS ACTIVIDADES DE LA ESCUELA, LO QUE QUERÍA.
    LO QUE SI TENGO CLARO ES QUE ME PEDÍA CADA VEZ MÁS COSAS, AUNQUE SE LE EXPLICARA PORQUE NO SE LAS DABAMOS: POR FALTA DE DINERO O PORQUE NO ERA NECESARIO QUE LAS TUVIERA, DOS O TRES VECES COMENTO QUE TENÍA GANAS DE ROBARLE A LA GENTE LO QUE ÉL QUERÍA TENER, HABLÁBAMOS FUERTE, SOBRE LOS VALORES, LAS CONSECUENCIAS Y TAMBIÉN MOSTRÁNDOLE AMOR Y POR ESO NO ENTIENDO SU ACTITUD. CUANDO LO CUESTIONAMOS Y LE DIJIMOS QUE LLAMARIAMOS A LA POLICÍA, EN VERDAD SE ASUSTÓ MUCHO, MI ESPOSO QUISO CORRERLO DE CASA, PERO YO LO IMPEDÍ PORQUE NO CREO QUE FUERA LA SOLUCIÓN. YO QUIERO QUE SE CORRIJA, NO ALEJARLO PARA QUE ESTEMOS EN PAZ. MI HIJA ESTÁ MUY ENOJADA CONMIGO, MI ESPOSO AUNQUE LO ESTÁ TAMBIÉN , TIENE SENTIMIENTOS ENCONTRADOS.
    MI HIJO ACEPTA HACERSE LA PRUEBA PARA DETECTAR DROGAS O ALCOHOL,IR A TERAPIAS AUNQUE NO ENTIENDE PARA QUÉ, INCLUSO IRSE DE CASA,YO PIENSO QUE NO ES LA SOLUCIÓN,
    NO COMPRÓ AL FINAL DE CUENTAS NADA DE LO QUE EL ANHELABA.
    NECESITO MUCHOS CONSEJOS

  3. Hola e leído todo y necesitamos ayuda urgente… Mi hermano ya tiene 25 años y tiene mucho tiempo robándole a mis padres, pero cada día roba más y más lo que necesito sabes es exactamente donde podemos tomar la terapia queremos ayudarlo…. Vivo el Colima México

  4. gracias por hacerme entender mi adicción esto es muy importante me haces saber mi error gracias me as salvado de la oscuridad por supuesto es necesario antes que ha bance mas gracias por tu gran ayuda eres mi herue

  5. Hola…acabo de confirmar las sospecha que teniamos de ue mi hijo de 19 años le ha robado a su hermana bastante plata de la billetera, no es la primera vez, hace tiempo luvimos dos episodios similares, pero creiamos que ya lo habiamos superado despues de hablarlo mucho. lo peor del caso es que el no lo quiso reconocer y de verdad no se que hacer …dentro de un rato llega su hermana y le tengo que contar mi descubrimiento y despues decirselo a mi marido….lo raro del caso que el ni se molesto en hacer desaparecer la billetera sino que la guardo en el estantes debajo de sus abrigos….yo entiendo que es adolescente y que necesita plata para su football o sus salidas que no son muchas y en estos momentos estamos pasando por problemas economicos debido a un problema de salud mio, entiendo pero no lo justifico… no es de los chicos que derrochan, al contrario es bastante gasolero, no se droga, no bebe, solo tiene pasion por el football. como lo ayudo? como hacerle entender que ese no es el camino ? como sse llega aun chico que entiende la problematica economica pero cuando llega el momento actua sin medir consecuencias?….. y lo que mas me preocupa que cuando este salgaa a la luz dentro de un rato no se como puede reaccionar mi marido….. que impotencia….que angustia….

  6. YO TENGO EL MISMO PROBLEMA TENGO 23 AÑOS ESTO TE LLEVA UN VACIO EMOCIONAL YA QUE TUS PADRES TE HACEN MUCHAS CRITICAS AUTO NEGATIVAS TU PERSONA ERES UNA DESEORNADA ETC YO LO PAREZCO DE MIS CINCO AÑOS DE EDAD HA SIDO UN DESATRE EN MI VIDA

  7. Hola por que será que mi hija de 26 años me roba de mi negocio, no hace lo pagos y se queda con el dinero y algunos pagos los hace un mes después de haberse llevad el dinero del negocio ella es casada y supuestamente no tiene dificultades económicas y ella sabia muy bien que si me lo pedía yo se lo daba.

  8. anonimo Says:

    Hola como podemos ayudar a mi hermaba quien ya no vive con nosotros pero que cada vez que viene de visita se lleva cosas de todos esto va desde lo mas simple como maquillaje, cremas, ropa etc. tenemos miedo que se meta en un problema si lo hace en otro lugar

  9. hola| buenas estamos buscando un centro para mi hermano q no deja de robarnos y consumir porros nos gustaria q nos ayudasen.un sasludo espero su respuesta

    • Hola, lo primero que tienes que hacer es buscar en tu ciudad que opciones hay, de clinicas y programas tanto privadas como de gobierno, hablar con tu familia y ver que puede aportar cada quien, cuando se reunan y pongan toda la informacion, hagan un plan y estrategia, que sea a corto y largo plazo, hagan una lista de pasos a seguir, y asegurense de estar todos de acuerdo y de seguir todos el mismo plan.
      Tambien deben tener un plan por si tu hermano acepta la rehabilitacion y un plan por si no lo acepta.

      El secreto es tomar un camino y todos seguir el mismo camino, osea, si van a decir, por ejemplo, “lo apoyamos incondicionalmente” quiere decir que lo apoyaran hoy y mañana y dentro de 5 años, todos, en lo que sea que necesite, pero si van a decir “no le ayudaremos en nada, lo dejarermos caer, tocar fondo y que vea que el necesita salir para sobrevivir” deben hacerlo todos, por que con uno que haga lo contrario la estrategia se arruina.

      Lo mejor es que lo hagan con un profesional, alguien experto en adicciones, ya que esto no solo afecta a tu hermano, sino a todos lo que tengan una relacion con el, por lo tanto todos necesitan “rehabilitacion” para curar heridas y daños ya hechos.

Comments are closed.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: